INICIO GASTRONOMIA Pastas ,las tradicionales casas porteñas que hacen su oferta
Pastas  ,las tradicionales  casas porteñas  que hacen su oferta

Pastas ,las tradicionales casas porteñas que hacen su oferta

74
0

Las casas mas tradicionales de pastas se encuentran en los barrios de Caballito, Belgrano, Flores, San Telmo y Barracas respaldadas por la historia, la calidad y el prestigio de los años que tienen. Itinerarios de un recorrido obligatorio.

 

Muchos locales de esos barrios tienen más de cien años de experiencia en pastas. Sus locales son el resumen de la calidad y la tradición porteña heredada de los inmigrantes italianos.

Lo eligen incluso las generaciones de porteños más jóvenes y su receta se mantiene intacta desde hace más de cien años en algunos casos.

El secreto no s solo la experiencia sino la elaboración artesanal, materias primas de calidad y recetas familiares que van pasando de generación en generación. Ravioles que se rellenan a mano uno por uno, fideos al puro huevo o fusilli al fierrito a los que se les da su forma distintiva con una aguja de tejer como los preparaban las abuelas. Las fábricas de pastas frescas son parte del ADN de los argentinos y en todos los barrios hay una preferida para el ritual de los domingos.

El barrio de Flores posee una casa de pastas que data de 1910.Curiosamene su decoración está dada por elementos antiguos como mostradores de la época y mármol. . En la vidriera podés encontrar desde un palo de amasar antiguo, una trituradora de tomate con más de 70 años, tablas de corte y hasta botellas de leche “La Vascongada”.

Tanto éste local como la mayoría de casas de pastas porteñas, son el producto de creación de alguno de los tantos inmigrantes italianos que tuvo nuestro país.

Independiente de cuál sea a casa de pastas, todas comparten casi el mismo estilo de décadas atrás.

Entre las pastas más requeridas se encuentran los ravioles, tallarines, panzottis y sorrentinos.

El secreto de las casas de pastas más antiguas de la Ciudad es la calidad de la materia prima que usan.¨. No utilizamos conservantes ya que como su nombre lo indica, la pasta fresca es para consumirse en el día. La masa la preparamos con harina, semolín, huevo y agua”, reconoce Rafael Zambrino, propieario de la Casa de pastas más antigua del barrio de lores.

La estación invernal es propicia para el consumo de pastas con diferentes salsas. Los inviernos son para pasarla en familia, especialmente los domingos donde las pastas tienen un protagonismo indiscutible entre los porteños.

La tradicional casa de pastas ¨Nuestra Señora del Rosario¨ también es un clásico de la Ciudad. Ubicada primeramente en el barrio de Caballito logro abrir una sucursal también  en Belgrano y conversando el mismo estilo logro imponerse también en ese barrio.

 

 

(74)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.
Close