INICIO SALUD Las 12 uvas de fin de año pueden convertirse en un problema
Las 12 uvas de fin de año pueden convertirse en un problema

Las 12 uvas de fin de año pueden convertirse en un problema

53
0

Desde hace años, en la Argentina se tomó por costumbre comer 12 uvas a la medianoche del 31 de diciembre, para pedir deseos para el año entrante.

Esto puede convertirse en un problema, ya que debido a la textura suave de la uva, y su forma, es la que mayor peligro de atragantamiento tiene, mucho más que cualquier otra fruta.

La uva es una muy rica, además de ser un alimento muy completo para las diferentes etapas de la vida, debido a que contiene mucha agua, hidratos de carbono, vitaminas del grupo B y minerales.

Lo que resulta imprescindible saber, es que ingerir uvas enteras (con la piel y sus pequeñas semillas), es la 3era causa de asfixia en niños menores de cinco años, por lo menos así lo advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

La doctora Ana Carolina Binetti (MN 97025), es otorrinolaringóloga del Hospital Británico, señala un dato muy interesante: “En nuestro país no es algo frecuente, pero por su tamaño y su piel resbaladiza, pueden tragarse sin masticar y generar un taponamiento de las vías aéreas, con lo que la persona no puede respirar”.

En cuanto a los más pequeños, se debe tener mucho cuidado, y conocer algunos datos muy útiles, como ser las causas que contribuyen al atragantamiento: en el caso de los chicos, recordar que las vías respiratorias son muy pequeñas, por otro lado, es probable que aún no tengan todos los dientes o que no estén todos desarrollados para masticar bien los alimentos. Otro factor importante es que el reflejo de deglución aún puede estar inmaduro y, además, la desatención de los más pequeños, con facilidad puede ser otro de los motivos de atragantamiento.

Pero, además de estar atento a los más chicos, hay que atender también a los más grandes, ya que, según estadísticas, los casos de asfixia en personas mayores de 65 años es 7 veces mayor que en chicos de 1 a 4.

En relación al cuidado que se debe tener con los adultos, la Dra. Ana Binetti, señaló que  “Hay que tener cuidado con los adultos mayores que tienen disfagia, un trastorno de la deglución que consiste en la dificultad para masticar o tragar“.

¿De dónde llega esta tradición?

Muchos aseguran que esta tradición data del siglo XIX, cuando los más ricos bebían vino francés para despedir el año, pero como los que vivían en el pueblo no podían comprar los vinos tan caros, intentaban copiar esa costumbre comiendo uvas.

Otra versión, cuenta que la costumbre llega desde España. Parece ser que en la ciudad de Alicante, en 1909, hubo una buena cosecha de uvas, y los agricultores, para poder vender toda la cosecha, manifestaban que comer uvas daba buena suerte.

 

 

 

 

(53)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.
Close