INICIO INTERES GENERAL CABA: una familia tipo necesitó $121.159 en agosto para no ser pobre
CABA: una familia tipo necesitó $121.159 en agosto para no ser pobre

CABA: una familia tipo necesitó $121.159 en agosto para no ser pobre

354
0

Son datos que brindó la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que informó que durante el mes de agosto el Índice de Precios al Consumidor porteño (IPC-CABA) registró un incremento de 6,2%, acumulando en los primeros ocho meses del año una suba de 53,0%. La trayectoria interanual de este indicador se ubicó en 74,6% (+5,4 puntos porcentuales por encima del mes previo).

De esta manera, una familia tipo, calculada en dos adultos y dos niños, que vivan en la Ciudad, durante el mes de agosto necesitó $121.159 para no caer en la pobreza y $186.136 para integrar la clase media.

Los realizadores de este estudio indicaron que “durante agosto la variación del IPCBA respondió fundamentalmente a las subas en las siguientes divisiones: Alimentos y bebidas no alcohólicas, Salud, Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Restaurantes y hoteles, Transporte y Equipamiento y mantenimiento del hogar, que en conjunto explicaron el 71,2% del alza del Nivel General”.

En cuanto a los aumentos indicados de mes a mes, los alimentos y bebidas no alcohólicas promedió una suba de 7,1%, contribuyendo con 1,25 p.p. a la variación mensual del IPCBA. Al interior de la división, los principales impulsos provinieron de Pan y cereales (7,1%), Leche, productos lácteos y huevos (7,5%), Verduras, tubérculos y legumbres (11,4%) y Carnes y derivados (4,0%).

En tanto, el ítem “salud” registró un alza de 9,0% e incidió 0,80 puntos porcentuales, por ajustes en las cuotas de medicina prepaga 4 y, en menor medida, incrementos en los valores de los medicamentos.

A su vez, en cuanto a los gastos habituales de una vivienda; agua, electricidad, gas y otros combustibles promedió un alza de 4,2%, con una incidencia de 0,70 puntos porcentuales en el nivel general, al impactar principalmente las subas en los precios de los alquileres. Le siguieron en importancia, los aumentos en los valores de los gastos comunes de la vivienda.

En cuanto a gastos que contemplen restaurantes y hoteles aumentó 5,5%, con una incidencia de 0,60 p.p., como resultado de las subas en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y casas de comida.

Otro de los valores que registró un aumento es el transporte que promedió un incremento de 5,1% e incidió 0,53 p.p., debido a la suba del valor del boleto de colectivo urbano, junto con las subas en los precios de los automóviles.

Por último, el rubro equipamiento y mantenimiento del hogar registró una suba de 8,3% e incidió 0,53 p.p., al impactar los incrementos en las remuneraciones del personal del servicio doméstico. En menor medida, se destacaron los aumentos en los valores de los productos de limpieza.

El resto de las divisiones tuvo una incidencia positiva, aunque menor, en el nivel general.

(354)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.