INICIO CULTURA La Casa Central de la Cultura Popular: Villa 21-24

La Casa Central de la Cultura Popular: Villa 21-24

La Casa Central de la Cultura Popular: Villa 21-24
216
0

El camino del ciclo cultural que iniciamos algunos meses atrás, nos condujo en esta oportunidad, a una casa que funciona como centro de una de las expresiones más que abarcativa, la cultura popular.

Barriendo nociones que identifican a la cultura únicamente con prácticas de una elite, la Villa 21-24 del barrio de Barracas alberga, no sólo más de cincuenta espacios artísticos, sino que es sede desde hace dos años de la Casa Central de la Cultura Popular. Con expresiones artísticas latentes de forma constante en la vida del barrio, La Casa, como la llaman los vecinos, vino a darle una estructura física a todos esos movimientos y expresiones más que diversas que convivían, se expresaban y se trabajaban desde mucho antes de su creación.

La pluralidad de culturas y tradiciones presentes hoy en día en la Villa 21-24 se corresponden a la procedencia de sus habitantes. Con un mayor porcentaje de habitantes oriundos de Paraguay, o de herencia paraguaya, el barrio se encuentra atravesado por una mezcla de culturas que vuelve la experiencia artística sumamente enriquecedora, y que por lo tanto, debe cuidarse y respetarse.
La Casa fue creada en el año 2013 con el apoyo de la exsecretaría de Cultura de la Nación, en conjunto con organizaciones del interior del lugar (como el Frente de Artistas del Sur) y organizaciones parroquiales, con una particularidad que no es un detalle menor. Desde sus cimientos, fue construida con ayuda de los vecinos del barrio, dejando en claro para quien estaba pensado y destinado el espacio. Lo que en sus inicios fue consolidado como Casa de la Cultura Popular, lleva desde este año el nombre de Casa Central de la Cultura Popular, ya que está pensada para funcionar como la sede central de la cual dependerán otras subsedes que se espera crear en distintos barrios y villas de la Ciudad de Buenos Aires, así como también en el conurbano bonaerense y en el resto del país.
Su director, Mario Gómez, es vecino del barrio desde hace cuarenta años. Conoce el barrio, su territorio, y vive las necesidades y las fortalezas de sus habitantes, quienes lo identifican desde hace años como una persona que ayuda al resto. Para él, la Casa funciona como un cascarón, poniendo al servicio de todos, el espacio y las herramientas necesarias para recibir y potenciar expresiones artísticas presentes desde hace tiempo en distintos rincones de la Villa 21 -24. Un ejemplo de esto es Graciela, tallerista de danza que hoy dicta sus clases semanales en el salón de baile de La Casa. Graciela es vecina del barrio desde hace muchos años, una excelente bailarina, y su nivel profesional y pedagógico hace que no sólo la demanda para participar del taller sea alta, sino que chicos y chicas de edades dispares se integren en la clase y la disfruten por igual.

A través del programa “Promotores culturales”, el objetivo que se busca es incrementar y alentar el acceso a la producción, exposición y disfrute del arte, apuntando más que nada los jóvenes. Periódicamente se inauguran exposiciones en su salón de muestras -espacio que participó de la Noche de los Museos-, como el caso del III Salón de Artes Visuales, exposición de la cual participaron artistas de distintas villas de la ciudad. Tal como cuenta Martín D´Amico, mano derecha de Mario Gómez, a partir del Salón de Muestras, a muchos artistas se les abre por primera vez la posibilidad de dar a conocer sus obras. La Casa también cuenta con un auditorio con capacidad para trescientas personas, donde se reciben obras teatrales, conciertos, espacios de debate, un microcine, una sala de actuación frente a cámara, un taller de reparación de instrumentos y una biblioteca popular que funciona dos veces por semana, donde se trabaja en coordinación con las escuelas primarias de la zona para articular los temas vistos durante la clase, con el contenido que se ofrece en la biblioteca.

Ubicada dentro del Polo Educativo de Barracas, La Casa forma parte del área donde se encuentran asentados, en un radio de no más de 10 cuadras, un jardín de infantes, una escuela primaria, una secundaria, una parroquia y un Centro de Formación Profesional (CFP), así como también dependencias ministeriales, Defensoría de Ciudad y de Nación, una sede del ReNaPeR, Salud Mental, un centro de Acceso Comunitario a la Justicio (ATAJO), entre otras cosas, buscando, con una presencia estatal muy marcada, dar solución inmediata a las necesidades y reclamos de todo tipo de los vecinos.

La Casa Central de la Cultura Popular representa no sólo el hogar de la cultura, sino también el lugar donde los vecinos se acercan, debaten, cuentan sus problemas o piden ayuda, y desde allí, se los acompaña, informándolos sobre sus derechos y ofreciéndole todas las herramientas pensadas solucionar sus conflictos en el menor plazo posible. Las puertas de La Casa se encuentran abiertas los siete días de la semana, para recibir también a todo aquel que quiera disfrutar de espectáculos y producciones artísticas de calidad y variedad, programados para todas las edades.

María Victoria Varela
mvictoria.varela@gmail.com

(216)

Related posts:
María Victoria Varela Periodista y comunicóloga en construcción. Estudiante de Ciencias de la Comunicación Social en UBA. Defensora de pequeños proyectos con grandes metas. De Boedo.