INICIO INTERES GENERAL El trencito de Parque Avellaneda
El trencito de Parque Avellaneda

El trencito de Parque Avellaneda

45
0

Una diversión para toda la familia

Creado en 1908, comenzó a funcionar en el Jardín Zoológico Municipal y en 1929 fue trasladado al predio actua, ubicado en avenida Directorio y Lacarra.

En 1936 fue inaugurado oficialmente con el nombre de “Expreso Alegría”, funcionó hasta 1998 cuando debido a la falta de mantenimiento tuvo que cerrar las puertas. Durante 2006, se reinauguró de manera provisoria, pero surgieron nuevos inconvenientes, otra vez cerrado. El cariño por “El Trencito” y la buena voluntad, hicieron que en setiembre último, se lograra la reapertura definitiva.

Es un paseo ideal para disfrutar al aire libre un sábado soleado de 10 a 18. El acceso es libre y gratuito, se sugiere colaborar con un alimento no perecedero para compartir con diferentes comedores del barrio.

Hasta el momento, lleva un promedio de 800 visitantes por jornada, para un recorrido de 1600 metros, que dura alrededor de quince minutos y recorre entre 14 y 17 vueltas. La actividad se suspende por lluvia.

Transporta entre 42 y 52 personas de acuerdo al tamaño y peso, desde una estructura integrada por la locomotora y sus cuatro coches de valor histórico.

Durante el paseo, se pueden conocer ó redescubrir los sitios más significativos del predio como la Casona de la Familia Olivera, El Jardín de la Meditación, El Vivero y La Calesita.

La propiedad de los Olivera data de 1838 y es el único casco de estancia que aún perdura en la Ciudad. Desde entonces paso por varios destinos hasta que en 1912 el propietario la vendió a las autoridades porteñas.También funcionó como escuela y desde 2011, se convirtió en un Centro de Exposiciones de Arte Contemporáneo.

¡Una propuesta imperdible para chicos y grandes! ¿Qué estás esperando?

(45)

Related posts:
Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente.Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.