INICIO INTERES GENERAL DISCEPOLÍN . Un estado de ánimo.
DISCEPOLÍN . Un estado de ánimo.

DISCEPOLÍN . Un estado de ánimo.

25
0

Fallece de angustia un 23 de diciembre de 1951.

Enrique Santos Discépolo, nace el 27 de marzo de 1901 en la calle Paso 113, Balvanera (Once)
En 1906, muere su madre, y tres años después, su padre. La opción era ir a vivir con Armando, hermano catorce años mayor, (que estaba dando sus primeros pasos de compositor teatral) o con una hermana de su madre, casada con un señor de muy buena posición económica. Su estructura mental no condice con la realidad que le toca vivir en la casa de los tíos “donde varios empleados domésticos habitan en los sótanos..”…A partir de 1913, se traslada a vivir con Armando en el que Enrique encuentra protección …pero, que “lo somete a cierta dosis de despotismo, propia de los hermanos mayores en las familias italianas de aquella época.”
En su nuevo domicilio, Rioja, tirando para Chiclana, Parque de los Patricios, Enrique se halla más a gusto por el ambiente social que lo circunda. En un par de años el joven Enrique encuentra nuevas relaciones más acordes con las ideas que le daban vuelta por la cabeza. Los Artistas del Pueblo, habían levantado su guarida intelectual proletaria en el cuarto piso de la calle Rioja 1861 y pasaje Garro y con ellos (“Los locos del cuarto piso”) se vincula, pese a la oposición de Armando que rumbeaba intelectualmente para otro lado.

.. existió un grupo de precursores de Boedo o “pre Boedo”, caracterizado por su intención de registrar la vida popular en la literatura, la música y la plástica… Ahí se encuentran desde Juan Palazzo..Filiberto…Quinquela Martín, Vigo, Belloc…Riganelli nucleados alrededor del aguafuertista Facio Hebecquer, …” ( Galasso – Dimov.“ Op. cit. pág.35). Hijos de obrero o de la clase media baja, buscaban en el arte una herramienta de transformación social (Boedo) y se oponía radicalmente al esteticismo….(Florida, el arte por el arte mismo) (Yunque, A. La literatura social en la Argentina p.326…)

Y Enrique se va formando, expresando sus ideas como puede y cuando puede. Y elige el teatro, (donde su hermano había ganado prestigio como compositor) con tendencia al “grotesco” (género mediante la cual se puede llegar a lo dramático mediante lo cómico)
“…a los 17 años -1918- estrena su primera obra, en colaboración con Mario Folco en el Teatro Nacional: Los Duendes… Poco más tarde -con Folco-” escribe: Páselo Cabo…el drama social se entremezcla con la cocolichesca reyerta conyugal, articulando lo cómico con lo trágico…
1922, asume el poder ejecutivo Marcelo T. de Alvear, la supuesta bonanza argentina es para unos pocos de siempre. Hay otros hombres con profesiones que el progreso las va extinguiendo.
El Pesimista
“Un día lo va a ver a su amigo Folco y le relata una obra que tiene en preparación. Se trata de un cochero de plaza que se lanza por el camino del delito ahora que su caballo, desplazado por los autos, ya no le sirve para ganarse el pan diario. …La idea permite radiografiar el derrumbe de la moral pequeño-burguesa ante las urgencias del hambre y contraponer grotescamente la jerga cocoliche del inmigrante con la tragedia que lo aprisiona. Con una obra así el teatro nacional puede retomar su fuerza testimonial, …Sin embargo, esa historia de Enrique se pierde en las sombras. Un año más tarde, 1923, se estrena en Buenos Aires la obra “Mateo”… Lleva la firma de Armando Discépolo. “Se puede conjeturar que Enrique –que ya en obras anteriores ha mostrado cierta tendencia al grotesco- escribió la mayor parte o la casi totalidad de Mateo.
Se puede ver la presencia de Enrique, pues “…la obra anticipa el tango ¿Qué vachaché? (1926)“tirate al río no embromes con tu conciencia/Dame puchero, guardate la decencia……” “…Flota en la obra la intención testimonial que años más tarde resumirá Enrique en Yira Yira (1930) “Cuando la suerte que es grela, fayando y fayando te largue parao; cuando estés bien en la vía, sin rumbo, desesperao; cuando no tengas ni fe, ni yerba de ayer secándose al sol; cuando rajés los tamangos buscando ese mango que te haga morfar…” “Cambalache” (1934) con aquel verso definitorio: Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé…¡En el quinientos seis y en el dos mil también!) Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos, contentos y amargaos “el que no afana es un gil”
Dice Severino, compadre de Don Miguel (el cochero de Mateo) “ e muy difícile ser honesto e pasarla bien. Hay que entrare, amigo…hay que entrare o reventar.”

El Optimista: (Campaña electoral 1951. 37 charlas. Radio Nacional. Interlocutor. Morisquito, ¡a mi me la vas a contar! La contra ) “¡Claro que vamos a discutir! No es que ser porteño signifique, obligatoriamente, ser descreído o ser escéptico” “…¡eso de seguir negando las cosas por inercia o como postura, no!
“Resulta que antes no te importaba nada y ahora te importa todo. ..Pasaste de náufrago a financista sin bajarte del bote” .. ¿ por qué protestás? ¡Ah, no hay té de Ceilán!. Eso es tremendo. Mirá que problema. Leche hay, leche sobra; tus hijos, que alguna vez miraban la nata por turno, ahora pueden ir a la escuela con la vaca puesta. ¡Pero no hay te de Ceilán!
Fallece el 23 de diciembre de 1951

“..un mismo creador (Enrique S. Discépolo) logra -en el teatro, el cancionero popular, la radiofonía e inclusive el humorismo- a través del grotesco, un notable aporte a la “cultura nacional”, es decir, la expresión de las emociones y sentimientos, frustraciones y proyectos, dolores, júbilos y esperanzas de nuestro pueblo, sublimado en los diversos lenguajes del arte.”

Sus amigos del teatro y del cine, no toleraron sus ideas. En la balanza pesaba más la política que el gomía. Enrique, que había hecho un culto de la amistad, queda aislado.
Muere de angustia el 23 de diciembre de 1951

Bibliografía: Norberto Galasso- Jorge Dimov.“Fratelanza” Norberto Galasso. “Discépolo y su Época”. Aportes del suscripto.

Ricardo Lopa

(25)

Related posts: