INICIO GASTRONOMIA Tragos en canilla: la nueva moda porteña entre los jóvenes
Tragos en canilla: la nueva moda porteña entre los jóvenes

Tragos en canilla: la nueva moda porteña entre los jóvenes

66
0

Los bares más modernos de la Ciudad de Buenos Aires presentan una nueva forma de servir tragos: directa y libre. Te contamos de que se trata.

Palermo es la sede de la innovación en lo que  bares respecta y esta vez no fue la excepción. Los tragos en canilla llegaron para quedarse de la mano del primer bar draught de la Ciudad.

Los degutantes  experimentados del mismo aseguran que no hay diferencias con uno recién hecho.

Las cervecerías artesanales fueron el primer boom entre los jóvenes. Luego llego el turno del vino servido en dispenser que permiten tener una elección más particular del trago, tamaño y calidad del mismo. Y ahora, la última tendencia son los draught bars, que ya son furor en Nueva York y Londres, y permiten nada menos que servir cócteles ya preparados, con la misma calidad y sabor de uno hecho en el momento, de canillas de acero montadas sobre una barra.

“Nuestra propuesta busca innovar desde el servicio. Que puedas pedir un trago, tenerlo en menos de un minuto y que su sabor no cambie sin importar quién lo sirva cada día”, explica Sebastián Cirrincione, socio de Santos Vega.

Entre los tragos que ofrecen, los más originales son el Irish Shepherd (que lleva espumante), el Tullamore Dew (con cerveza de jengibre y Aperol) o el Ron Fashioned, una vuelta del clásico trago pero con ron flor de caña y bitter.

Sin embargo la mayoría no dejan de ser formulas estándar aunque el objetivo es ofrecerle al cliente una degustación menos clásica.

“Detrás de cada receta hay una fórmula exacta y cada semana se elabora una producción limitada, bajo el estricto control del jefe de barra”, agrega Cirrincione. Prejuicios.

“Al principio la gente del circuito coctelero nos miraba de reojo. Pero les dimos para probar un trago hecho a mano y de canilla, y no notaron diferencias”, asegura el socio.   Ar esta tendencia entre los clásicos degustaron no fue fácil.

Instalar esta tendencia moderna entre los degustadores clásico no fue sencillo. El prejuicio del sabor, la calidad y otros detalles preocupaba bastante a los consumidores habituales.

Entre las ventajas que ocasiona este sistema podemos mencionar que a nivel económico, acorta los tiempos de preparación. De todos modos, muchos lugares ya usan tragos premixeados, y quedan muy pocas barras de coctelería clásica pura.

Estamos en tiempos de cerveza y tragos ‘listos para tomar’. La modalidad draught podría llegar a ser el futuro”.

 

(66)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.
Close