INICIO INTERES GENERAL Tiempos de chimeneas: quedan 80 de la más antigüedad de Capital
Tiempos de chimeneas: quedan 80 de la más antigüedad de Capital

Tiempos de chimeneas: quedan 80 de la más antigüedad de Capital

109
0

Llego la época donde las chimeneas comienzan a reunir en torno suyo a los miembros de la familia. Un tiempo que hace recordar su importancia en la actualidad y su pasado tan destacado. Las 80 chimeneas que hoy forman parte de Patrimonio Urbano.

 

Importante centro de reunión familiar a su alrededor las chimeneas siempre fueros las protagonistas del otoño.

Buenos Aires con su clima tan frio y húmedo obligaba a los habitantes de la Ciudad a adquirir alguna.

Las había  de todos modelos materiales y formas. Algunas de  las 80 más antiguas se encuentran en los barrios de parque Patricios o Villa Crespo.

También hay en Parque Centenario, Barracas, Colegiales, Mataderos, Recoleta, Boedo, Flores y Floresta. Todas las chimeneas fueron instaladas en terrenos fiscales en los que ademas de la torre, se construía una vivienda para el personal a cargo de su control y cuidado.

Las más antiguas chimeneas forman parte del patrimonio urbano de la Ciudad y datan del siglo anterior.

Aunque algunas están distribuidas en diferentes barrios de la Ciudad, también existen chimeneas o ventiletas en la zona sur y oeste del Gran Buenos Aires.

Si bien su estructura es similar, base cúbica desde donde emerge la típica columna de ladrillos a la vista (rojos) rematadas con detalles de estilo y pararrayos. Existen tres tipos: de 35, 30 y 25 metros de altura.

“Actualmente AySA desarrolla un Plan de Mantenimiento y Mejora, que contempla el relevamiento, diagnóstico y mantenimiento de todas las chimeneas de la concesión.

El objetivo es asegurar su funcionamiento además de conservar el patrimonio arquitectónico que estas representan”, dijo Jorge Tartarini, director del Museo del Agua y de la Historia Sanitaria de la firma concesionaria. Debido a que son todas construcciones de más de cincuenta años, las ventiletas no pueden modificarse ni destruirse sin el visto bueno de la Dirección de Patrimonio porteño.

En el caso de la de la calle Suárez, desde la ONG Proteger Barracas manifestaron que  “el proyecto contempla su preservación según la disposición 1.249 DGIUR/17. Seguimos la obra y pusimos en alerta a la comisión de Patrimonio de la Legislatura”, agregaron.

 

(109)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.
Close