INICIO SOCIEDAD Salones de Fiesta: piden habilitación para reabrir
Salones de Fiesta: piden habilitación para reabrir

Salones de Fiesta: piden habilitación para reabrir

66
0

Luego de 8 meses de permanecer cerrados por la pandemia, los salones de fiesta piden que los habiliten a reabrir.

Desde el inicio de la cuarentena, en el mes de marzo, son más de 200 los que  piden que los dejen funcionar, tal como lo hacen en la actualidad los bares y restaurantes argumentando que saben organizar reuniones seguras.

Hoy los salones de fiesta están atravesando una situación cada vez más crítica, por la crisis económica a la que los llevó la cuarentena que se implementó por la pandemia.

Dentro del Plan Gradual de Puesta en Marcha que se está dando en la Ciudad de Buenos Aires, los salones de fiesta, se encuentran en los últimos en la fila.

Por otra parte, si bien ya se habilitaron algunas actividades a partir de la aplicación del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), aún no ocurrió lom mismo con los salones de fiesta, que aún permanecen cerrados.

Además, los bares y restaurantes reabrieron sus salones internos, con un aforo del 30% de su capacidad, por lo que los dueños de salones de fiesta reclaman que se los trate de igual manera.

En este sentido, Karina Barros, vocera de SyMA (Salones y Multiespacios Argentinos) y propietaria del salón Cielo Azul, en diálogo con Clarín, señaló: “La pregunta que nos hacemos es por qué no podemos operar como lo están haciendo bares y restaurantes. Con un aforo limitado, dependiendo de los metros disponibles, y con todos los cuidados y protocolos. Justamente lo que hacemos desde hace décadas es organizar reuniones. Además, reuniones en las que tenemos pautados de manera rigurosa los tiempos, porque eso es parte de nuestro ejercicio cotidiano en la organización de una fiesta o de cualquier tipo de evento”.

Y agrega: “Algunas familias están empezando a pagar préstamos que adquirieron para sostener todo lo que hay que pagar, pero sin haber facturado nada durante 8 meses“.

En tanto, advierte que muchos dueños de salones, debieron reinventarse en medio de la pandemia, y sobreviven apelando a otros recursos como abriendo verdulerías.

Por su parte, Carolina De Micheli, quien es propietaria del salón Marshmallow, indicó que “En estos momentos estamos pensando y trabajando opciones para presentar a las autoridades. Entendemos que, con protocolos, se podrían habilitar usos. Pensamos también en organizar tardes de té, meriendas, picadas. Establecer turnos para que las familias y los grupos de amigos permanezcan en el salón una franja de tiempo determinado”.

 

(66)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.
Close