INICIO TANGO Revivió el tango: el boom de las milongas
Revivió el tango: el boom de las milongas

Revivió el tango: el boom de las milongas

423
0

El género se renueva más allá de las polémicas. Los defensores de la renovación aseguran que la misma no se despega de la versión original. Los detalles.

El género fue considerado durante muchos años un culto a la antigüedad. Sin embargo en los últimos 5 años comenzaron a innovarse ritmos y letras sin despegarse de la versión original que renovó el público.

Emergieron en los últimos años una nueva corriente de grupos solistas que juegan con Spotify.

Cuando el género comenzó a darse cuenta que estaba quedando atrás y que lejos de sus años de oro, las últimas décadas del siglo XX fueron de mal en peor, decidió dar un vuelco en post de su beneficio. Y parece que lo está logrando.

A principio de los 90 comenzó una leve transformación del tango. Varios jóvenes compositores se dieron cuenta que los que la gente quería era bailar y comenzaron a innovar.

Hubo un resurgir a partir de la milonga, creo que fue el baile lo que lo motorizó. A partir de ahí comenzó una renovación”, continúa Rubín, uno de los músicos modernos de tango.

Las orquestas volvieron a copar las pistas de baile porteñas. A partir de ahí se edificó la continuación de un género que había tenido una elipsis creativa de 40 o 50 años, pero que, de repente, volvía a tener cosas para decir. Cosas para cantar.

“Si hoy el tango es una trinchera, en los ‘90 era un páramo. Escucharlo tenía algo de heroico, de contracultura, de resistencia. No había tantos cruces, como hoy, que es más normal. Era otra cosa, una muy freak. Hoy está atravesando un momento bastante parecido al que vivió el rock en los 60, cuando el lugar emblemático era La Cueva. Hoy el tango está en una cueva“, analiza Pablo Marchetti, voz de Tangocrátas, el dueto que formó con el guitarrista Rafael Varela, y que tuvo este año su disco debut.

Las nuevas adaptaciones del tango sin dudas lograron consolidar un público más moderno más joven y más heterogéneo ideológicamente.

“A mediados de los ’90, sobre todo acercándose a la crisis del 2001, algo ocurrió en el paisaje socio-cultural de las grandes ciudades que nos dio la pauta a los artistas para volver a una zona del arte en la cual se manifestara la identidad Argentina más cabalmente”, reflexiona Alejandro Guyot.

 

(423)

Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.
Close