INICIO BOEDO ¡Todos a jugar!
¡Todos a jugar!

¡Todos a jugar!

97
0

Todas las tardes, y desde hace ya casi diez años, en Boedo se abren las puertas para ir a jugar. Allí donde hace unos años veíamos ensayar a los Cometas de Boedo, integrantes del corso del barrio, donde también funciona el club G.O.N., hoy tiene lugar la Juegoteca de Boedo, un espacio para los más chiquitos, dedicado únicamente a imaginar, disfrutar, crear y divertirse.

El programa Juegotecas Barriales, incluido dentro de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad, celebra este año su decimoquinto aniversario, y abarca múltiples espacios, asentados en instituciones barriales, ya sea bibliotecas, centros culturales, comedores o centros comunitarios a lo largo de la Ciudad, donde se promueve el juego y el derecho al juego.

Desde su versión más antigua, vienen a llenar la falta de lugares destinados específicamente a garantizar, acorde con el artículo 31 de la Convención de los Derechos del Niño, el derecho de todos los chicos a jugar. Y cuando hablamos de todos, señalamos el carácter universal sobre el cual se asienta el programa es decir, todos y cada uno de los chicos pueden, de forma gratuita, participar de las actividades que se ofrecen en las juegotecas.

Dentro de cada juegoteca, se trabaja con grupos de chicos de entre dos y trece años, en espacios de dos horas según las diferentes edades. Los docentes – la mayoría de ellos maestros de ciclo inicial, recreólogos o profes de educación física- los reciben, y luego de la ronda de bienvenida, se empieza oficialmente a jugar. Todas las juegotecas tienen una estructura similar. Durante esta primera etapa del año, el equipo de docentes y coordinadores deciden cuál va a ser el proyecto anual que guiará las actividades a desarrollar durante el año, en base a los intereses y perfiles del grupo. Esta decisión sin embargo, dista de ser arbitraria. Una vez hablado chicos, se comparte también con las familias. Esta idea-fuerza sirve de alguna manera para hacer las actividades más atractivas, logrando así que los chicos se enganchen y asistan de forma regular a la juegoteca, uno de los aspectos más necesarios.

Por supuesto que esto no depende sólo de ellos y es allí donde se vuelve indispensable que las familias, desde su lugar, sean también parte de lo que pasa dentro. Siempre desde lo cotidiano, la charla con los profesores o bien mediante su aporte dentro de alguna actividad, se logra un ida y vuelta entre el hogar y la juegoteca, donde los chicos son los más beneficiados.
Dentro de las juegotecas, los chicos participan de actividades que los acercan a la música, al deporte, al arte y, en muchas ocasiones, llegan también propuestas de talleristas por fuera de la juegoteca, acercándoles nuevas actividades. Todas las tardes se comparte la merienda y no sólo se divierten, sino que aprenden a desenvolverse en grupo. El coordinador de la sede de Boedo, explica que ante los problemas de integración que los chicos puedan llegar a tener, principalmente en el ámbito de la escuela, la solución debería ser siempre, más juegoteca dado que allí, los chicos, de la mano de los profes, establecen sus propias reglas de convivencia y aprenden más sobre sus derechos.

A lo largo del año también se trabaja para dos eventos importantes. Para el grupo de los más grandes, se organiza un campamento que los profes de todas las juegotecas preparan en conjunto casi desde mitad de año. A su vez, cada 27 de Septiembre, las juegotecas de toda la ciudad, junto a los chicos y sus familias, celebran el Día Internacional de Juego, un encuentro de gran magnitud, cuyo fin es hacer jugar a la comunidad, sin diferencia de edades, y ayudar también a que cada vez más chicos formen parte de este divertido proyecto.
Es importante saber que durante este período se encuentran abiertas las inscripciones al programa. ¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo. Los chicos deberán acercarse en este caso, a la Avenida Pavón 3918, donde funciona la Juegoteca de Boedo, acompañados por un familiar y luego de un encuentro con los profesores, se llenará un formulario para completar la inscripción. En caso de residir en algún otro barrio, la página web del Gobierno de la Ciudad ofrece información sobre todas las juegotecas en de la ciudad. Son espacios gratuitos y llenos de risas que esperan con ansias la llegada de más chicos para compartir con ellos muchas tardes de juego. ¡No te quedes sin participar! Los horarios son los siguientes:
De tres a cinco años: Lunes a jueves de 14:30 a 16:30 hs.
De seis a ocho años: Martes y jueves de 17:00 a 19:00 hs.
De nueve a doce años: Lunes y miércoles de 17:00 a 19:00 hs.

El Programa Juegotecas Barriales está nutrido de profesionales idóneos, llenos de voluntad, ideas y alegría, organizados y articulados entre sí y hacia afuera, lo que permite que las decisiones sean acordes a cada grupo de chicos, fomentando y ampliando sus capacidades, a partir de una herramienta simple, entendida como un fin en sí mismo: el juego.

Por María Victoria Varela

(97)

Related posts:
María Victoria Varela Periodista y comunicóloga en construcción. Estudiante de Ciencias de la Comunicación Social en UBA. Defensora de pequeños proyectos con grandes metas. De Boedo.