INICIO SALUD Síndrome de taurette, la epidemia de las grandes Ciudades
Síndrome de taurette, la epidemia de las grandes Ciudades

Síndrome de taurette, la epidemia de las grandes Ciudades

53
0

Comenzó siendo parte de una ficción. Sin embargo es una realidad creciente en nuestra sociedad que muchos ignoran su verdadera naturaleza. En esta nota te contamos los detalles.

Uno de los personajes de la ficción más vista de las noches del Trece padece el síndrome de taurete. Según los expertos esta patología está relacionada al sistema nervioso y se manifiesta en forma de tics físicos, fónicos.

Esa patología nada tiene que ver con la edad sino que contrariamente suele presentarse a temprana edad.

“El sindróme de Gilles de la Tourette tiene muchos síntomas o signos. Los síntomas pueden ser manifestaciones motoras, conocidas como tics, que es un movimiento anormal que puede ser estereotipado o no. La característica fundamental es que la persona que lo padece tiene una sensación subjetiva imperiosa de realizar ese movimiento“, explicó la neuróloga Emilia Gatto, jefa del área de Movimientos Anormales de Ineba.

“A esto se lo conoce como urgencia premonitoria que puede ser simple, como el parpadeo rápido; o más complejos, como girar, estirar un brazo o sacudir la cabeza”, dijo la especialista. “Pero también puede tener tics fónicos que es la emisión de sonidos, palabras y hasta coprolalia – decir malas palabras e insultos-, aunque esto no es lo más frecuente. A estos tics los pueden acompañar otras manifestaciones neuropsiquiatrías“, añadió.

Según el registro de enfermedades mentales, esta patología se da entre el 0.3% y el 0,9% de la población en nuestro país y se presenta mayormente entre los 5 y 6 años de edad.

Los especialistas consideran que la patología está relacionada con problemas del neurodesarrollo. A pesar de no tener cura la enfermedad atraviesa  diferentes periodos en los cuales los síntomas y signos están más presentes que otros.

No todos los pacientes tienen todos los síntomas todo el tiempo, ni la misma severidad. Cada caso es particular. A veces pueden tener tics corporales, otras veces fónicos o ninguno”, dijo Gatto y detalló que no todos necesitan tratamientos farmacológicos para controlar las manifestaciones del síndrome. “Lo que la familia tiene que saber es que ellos pueden controlar los movimientos sólo por un breve periodo de tiempo, pero que, finalmente aparecerán. Es un error creer que se trata de algo psicológico, está demostrado que hay una disfunción en ciertas conexiones neuronales”.

La novela del momento puso en evidencia esta patología cuya existencia es remota pero de la que poco se sabe.

Generalmente los adolescentes que la padecen son objeto de burla por sus pares sin advertir que se trata de una enfermedad cuyas consecuencias pueden acarrear depresión, baja estima y crisis neurótica aguda.

 

 

(53)

Related posts:
Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente.Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *