Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
     
Contáctenos


SEGURIDAD EN EL TRÁNSITO

     Ya nuestros lectores conocen de la preocupación de Nuevo Ciclo por los problemas derivados del tránsito en nuestras calles y rutas, que se reflejan diariamente en la cantidad de víctimas que resultan de los accidentes protagonizados por distintos medios de locomoción.

     El crecimiento de los accidentes es proporcional con el aumento en el número de rodados en circulación, que en los últimos años ha crecido casi desmesuradamente.

     Las calles y avenidas de nuestra ciudad se ven invadidas diariamente por millones de automóviles que llegan desde distintos puntos del conurbano, creando atascamientos que, en oportunidades, duran horas.

     Si nos detenemos por unos minutos en los pasos de peaje instalados a la entrada de la ciudad, podremos advertir que casi la mitad de los automóviles que ingresan están tripulados por una sola persona, el conductor, que luego –ya en la Capital, estacionará su coche durante horas en alguna cochera o en la misma calle.

     En algunos países y ciudades del mundo, donde este problema se patentizó hace años, se dispusieron normas que limitan el acceso a las grandes urbes, construyéndose cocheras en los lindes de la ciudad, existiendo líneas de subterráneo o trenes que conectan con el centro comercial. También existen reglamentaciones que impiden entrar a la ciudad a vehículos con una sola persona.

     En Buenos Aires hemos conocido la limitación de tránsito según la numeración de patentes, pares o impares, y un sector importante y cada vez mayor del microcentro se haya vedado para cualquier tipo de rodados (ignoramos porque no se incluyen las motocicletas y bicicletas en las reglamentaciones).

     En el próximo período legislativo tendrá tratamiento un proyecto de ley impulsado por el diputado Norberto La Porta, que busca una solución si se quiere equitativa, que tendrá que ver con el costo del peaje en las autopistas pertenecientes a AUSA (autopistas Urbanas S.A.). El proyecto establece una rebaja en el valor del peaje, según la cantidad de ocupantes que lleve cada vehículo: si solo viaje el conductor, la tarifa no sufre modificación. En cambio, si se trasladaran dos o tres personas, se rebajaría un 25% el costo, mientras que si los ocupantes del rodado fueran 4, se abonaría la mitad de la tarifa usual. Se premiaría así a los automovilistas que transporten mayor cantidad de personas.

    Nos parece una excelente propuesta la del diputado La Porta, pero nosotros cambiaríamos los términos. Encareceríamos la tarifa de peaje para los conductores individuales en un 50% y en un 25% aquellos que transporten menos de tres personas.

     De tal forma, el incumplimiento de la norma beneficiaría a las arcas del Gobierno de la Ciudad, permitiendo con esos fondos asignar partidas exclusivamente dedicadas a mejorar el control y vigilancia del parque automotor que entra a la ciudad.

No creemos que para quienes conducen vehículos que cuestan cuarenta o cincuenta mil dólares, o más aún, tenga alguna importancia que se le descuenten treinta o cincuenta centavos de dólar en una tarifa de peaje. Pero sí el caso inverso. Lo dejamos como propuesta.

www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

Más noticias

   


   
         
  Free counter and web stats