Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
 

 

Página de inicio?  
Contáctenos
     

 



UN BOLICHE CON HISTORIA DESDE 1908 EN EL BARRIO

 
 

     En la esquina de Carlos Calvo y Saavedra el bar “Carlitos” muestra su modesta arquitectura; está allí desde 1908 aunque en el libro de habilitaciones del local que se halla en buen estado de conservación y puede ser consultado, hay una data de 1928. Nació como almacén y despacho de bebidas, como lo acredita la antigua chapa enlozada.

     Ofició de proveedor con libreta de hule, en un tiempo de conventillos sin supermercados a la vista y es todavía cita obligada de antiguos vecinos; “el último estaño que queda en San Cristóbal” testigo de hechos históricos importantes en la vida del país y del barrio, a tal punto atrayente este lugar, que ha merecido la visita de aventurados turistas y fue elegido por el Instituto de Cinematografía, durante el año 2004 par la filmación de una película, bajo la dirección de José Martínez Suárez. Recorridos por la memoria nostalgiosa de parroquianos, rescatan a Ada Falcón de un tiempo en que hacía compras en el almacén; a Enrique Muiño, vecino de la calle Carlos Calvo y Pichincha que pasaba cada día a tomar su cafecito; mentan a Razzano, guitarrista de Gardel que vivía en el conventillo de Carlos Calvo 2450 y era frecuentador de sus mesas. Recuerdan a Roberto Ray, cantor de la orquesta de Osvaldo Fresedo quien por el año 1945 vivía en la calle Estados Unidos y Jujuy, donde hoy está la fábrica de camisas “Rigars”. Hablan de los hermanos Puccio, guitarristas de Hugo del Carril, que eran clientes y solían tocar la guitarra en rueda de amigos en el boliche; de Rodolfo Justo de Zorzi, futbolista de Rosario Central en 1941 y de Boca en 1945, el que solía integrar bulliciosas partidas de truco; a Atilio Stampone cuando cursaba la primaria en la escuela “Chorroarín” y pasaba a comprar las golosinas. Rememoran que por aquellos años eran asiduos concurrentes los integrantes del dúo cómico Buono-Striano (el apellido de Rafael era Bueno). Un sin fin de anécdotas aderezadas, tal vez, con algún adorno literario surgen de los relatos de los parroquianos, resultando así igualmente válidas, aún en los casos en que la literatura intente superar el hecho histórico...El tiempo que todo lo cambia no ha podido con este rincón del barrio que sigue aglutinando una cofradía de prosapia tanguera y burrera, fiel a su idiosincrasia pintoresca de porteñidad sin maquillajes.
     Permanencia a través de la mudanza; los acontecimientos pasan, nos suceden y lugares como éstos tienen cierto sello de subsistencia o carácter permanente; especie de tono común, principio explicativo del hábito y de la memoria; en síntesis, basamentos de toda identidad.

Otilia Da Veiga*
* Vecina del barrrio de San Cristóbal, Otilia Da Veiga es escritora, historiadora, poeta, Miembro fundadora de la Junta de Estudios Históricos de San Cristóbal, que presidió, Miembro de Número de la Academia Porteña del Lunfardo y Vicepresidenta de la Asociación de Poetas Lunfardos. Tiene editado varios libros de su autoría y es colaboradora permanente de distintos medios gráficos.

www.nuevociclo.com.ar

Producción Propia

Más noticias

 

 
 

   

  

  

 

>>>Volver

 
 
  Free counter and web stats  
Resolución recomendada 800x600 © Copyright 2001 - Nuevo Ciclo.com Todos los derechos reservados
     Ir Arriba
            >>>WebMaster