Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
 

 

Página de inicio?  
Contáctenos
     

 


96º SALON NACIONAL DE ARTES VISUALES
Arturo Álvarez Lomba, una de cuyas creaciones forma parte del Museo de las Esculturas de Boedo, obtuvo el Gran Premio de Honor en la disciplina Esculturo

 
 

    La celebración del Día de la Primavera es generalmente coincidente con la inauguración de las muestras correspondientes al Salón Nacional y la entrega de premios a los artistas premiados. Fue así también en este año y el 21 de septiembre en el hermoso escenario que constituye el histórico Palais de Glace (aún en vías de restauración), centenares de amantes del arte, familiares y amigos de los autores de las obras expuestas, 140 en total, se dieron cita para vivir una verdadera fiesta, donde los abrazos, los besos y los aplausos se unían a la emoción de la contemplación de las creaciones seleccionadas por los respectivos jurados, entre más de 2000 artistas concurrentes.

     Con la presencia del Sr. Secretario de Cultura de la Nación Dr. José Nun, acompañado por autoridades de la casa, se procedió a la entrega de los premios que este año reunía ocho categorías: dibujo, grabado, arte textil, arte cerámico, nuevos soportes e instalaciones, fotografía y las ya tradicionales de pintura y escultura.

   Resultaron premiados con el Gran Premio de Honor Eduardo Stupía, en dibujo; Mdda Blanca, en grabado; Stella Maris Canale, en arte textil; Carlos Le Porace, en arte cerámico; Sergio Schmidt, en nuevos soportes e instalaciones, Nicola Constantino, en fotografía, Miguel Ángel Bengoechea en pintura y Arturo Álvarez Lomba, en escultura.

   Para quienes desde Boedo, quizá por tradición, seguimos las alternativas de las artes plásticas en nuestro país, sentimos como propio el galardón obtenido por el artista gallego, nacionalizado argentino, vecino de Villa Sarmiento, Arturo Álvarez Lomba, ya que el barrio se enorgullece de contar con una de sus creaciones, Interiores, formando parte del Paseo de las Esculturas, gracias al gesto de desprendimiento que fue la donación de la obra, hoy Patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires.

    En nuestra próxima edición gráfica dedicaremos un espacio preferencial a este XCVI Salón Nacional de Artes Visuales que, al parecer, no despertó mayor interés en la prensa escrita, oral o televisiva, que parece, salvo excepciones, solo se especializa en noticias policiales, políticas o deportivas, ignorando todo aquello que hace a las artes en general, salvo –claro está- que en algún caso de motivo a escándalo.

Reseña biográfica de Arturo Alvarez Lomba:
"Arturo Álvarez Lomba nació el 26 de marzo de 1942 en un entonces pequeño pero hermoso pueblito de la costa gallega, A Guarda o, castellanizado, La Guardia. Cuarto hijo de un laborioso matrimonio que, expulsado de su tierra natal por las precarias condiciones de vida de la época, llega en 1953 con su familia al puerto de Buenos Aires, junto a cientos de paisanos embarcados en el vapor Córdoba, superando la tristeza del abandono del terruño con la alegría del reencuentro y el abrazo con familiares directos que les esperaban en nuestra país y la esperanza de encontrar una tierra que les permitiera vivir en paz, trabajar, progresar y educar a sus hijos. Y comienza para ellos una nueva etapa de su sacrificio personal, del trabajo sin descanso que con los años obtiene el premio de la casa propia, de la buscada educación de sus hijos. Radicados en Banfield, Pcia. de Buenos Aires, Arturo inicia sus estudios en la Escuela Nº 7 de dicha localidad, comenzando a mostrar allí una singular e innata capacidad para el dibujo. Iniciada años después su carrera profesional como "vidrierista" de la fábrica de calzados Grimoldi, uno de sus compañeros lo insta para que se inscriba en una academia de dibujo, consejo que acepta anotándose en MEEBA, entonces prestigiosa institución ubicada en la calle Cerrito 1233. Corría el año 1962. Cuenta la historia que una tarde -como parte del curso- su maestro, Gino Gurrieri, recorre con todos sus alumnos los distintos talleres y aulas de la casa. Uno de ellos fue el taller de escultura, donde dictaba su clase Zulema Adaime. El futuro artista recibió en ese momento una impresión tan honda que, nos dice, "se le apretó el corazón". Esa tarde conoció la arcilla, comenzando a modelar un pequeño trozo de ella que le alcanzó la profesora. Con el material en sus manos llegó a su casa y esa noche sin sueño lo decidió. En la mañana siguiente le dijo a su madre: "mamá, voy a ser escultor". Comentada su decisión con el profesor Gurrieri, éste lo guió para sus pasos inmediatos, que lo llevarían a las clases de escultura de Enrique Azcárate (próximamente también una de sus obras brillará en el Paseo de las Esculturas de Boedo). En 1964 recibe una beca de la institución, que le permite durante cuatro años tener como maestros a Antonio Sassone, Antonio Mazzitelli y Mariano Pagés. En 1967 obtiene su primer reconocimiento, al recibir una Mención Especial en el XII Salón de Otoño de San Fernando. Comienza allí su exitosa labor artística que alcanza su punto culminante en 1983, al obtener el 1er. Premio en al LXXI Salón Nacional de Artes Plásticas, luego de haber accedido en años anteriores al Premio Artistas Extranjeros (1974), 2º Premio Salón Nacional de Artes Plásticas (1979), 1er. Premio Salón Municipal de Artes Plásticas de la MCBA (1979), Gran Premio de Honor Salón de Artes Plásticas de Morón (1987) 2º Premio Salón de Escultura en Madera (Resistencia), 2º Premio Primera Trienal Americana de Escultura en Madera (Reistencia). Luego vendrían otras disrtinciones como el 2º y 1er. Premio del Salón Anual Santa Fé, etc. Partició como invitado en las Primera Trienal Americana de Escultura en Madera, en la Primera Trienal Argentina de Escultura en Madera, de la Segunda Trienal Americana de Escultua en Madera, todas ellas en Resistencia (Chaco), en el Primer Simposio Internacional de Escultura en L.N.Alem, Misiones, y en el Primer Simposio Internacional de Escultura en Ichon, República de Korea. Obras de su autoría se encuentran emplazadas en distintos parques y paseos del país, incluyendo el Paseo de las Esculturas de la Ciudad de Resistencia, Chaco, y -ahora, el Paseo de las Esculturas de Boedo, Buenos Aires, donde se encuentra emplazada su obra Interiores, ubicada frente al Nº 883 de la avenida.

Las fotografías que ilustran esta nota fueron obtenidas por este medio

Aníbal Lomba
Especial para wwwnuevociclo.com.ar


www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

Más noticias

 

 
 

  

  

  

     Escultura premiada

 

>>>Volver

 
 
     
Resolución recomendada 800x600 © Copyright 2001 - Nuevo Ciclo.com Todos los derechos reservados
     Ir Arriba
            >>>WebMaster