Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
     
Contáctenos


¿Está bien? ¿Está mal?

     El Gobierno de la Ciudad, a través de la Dirección de Rentas, ha puesto en vigencia un NUEVO PLAN de regularización de deudas, ANTES LLAMADO BLANQUEO.

     Según la información suministrada por el organismo competente, se supone que el beneficio podrá alcanzar a 400.000 deudores, comprendiéndose particulares y comerciantes, ya que la nueva moratoria fiscal comprende todos los tributos, salvo el régimen de Ingresos Brutos.

     La medida beneficiará especialmente a pequeños deudores, ya que solo podrán presentarse aquellos cuya deuda no supere los $ 3.600, vencidos antes del 1º de enero del año en curso.

     La disposición, avalada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, admite que los contribuyentes que abonen su deuda al contado no sufrirán ninguna carga por intereses. En cambio, quienes opten, por ejemplo, por regularizar su situación en seis meses, tendrán una disminución del 50% en los intereses usuales. Con la inflación prevista, puede ser buen negocio, aunque chiquito.
El plazo para la inscripción vence el 31 de marzo, pero –como ha ocurrido históricamente- llegada esa fecha seguramente tendremos una prorroga por 30 o 60 días más. Casi podríamos decir que este tema ha “sentado jurisprudencia”
Se exceptúan del favor de Rentas, quienes hayan entrado en una etapa judicial

     Como hemos comentado, el plan contempla a deudores por ABL (alumbrado, barrido y limpieza), patentes, uso del espacio público, publicidad, etc. Aproximadamente un 30% de los recursos aportados por Rentas.
Para gozar del beneficio no debe tener impuestos impagos del 2006. Pero como la inscripción vence recién el 31 de marzo, el deudor tendrá tiempo de abonarlos hasta esa fecha..

     Vuelve de esta forma a cometerse la injusticia de premiar a quienes no han cumplido sus obligaciones tributarias y, por oposición, castigar a quienes sí lo hicieron. Eximirse de un interés resarcitorio del 2% mensual no es poco. Pero tampoco fue poco el esfuerzo, en miles de casos, de quienes para abonar al día sus boletas dejaron de lado la compra de otros bienes quizás imprescindibles, o por lo menos necesarios.

     Y que pasa con quienes se presentaron en la moratoria anterior, y dejaron de cumplirla los pocos meses? Aquella se dijo iba a ser la última. Ahora vemos que –por lo menos hasta hoy- fue la penúltima. ¿Cuándo será la próxima? Seguramente en 2007, al asumir las nuevas autoridades que necesitarán de nuevos recursos.

     Ante las habituales preguntas de los periodistas, los funcionarios siempre tienen a mano una respuesta para ellos adecuada. Ante un diario de circulación nacional el Director de Rentas adujo “que este plan de facilidades representa una búsqueda de evitar juicios, que suponen un encarecimiento innecesario del cobro para el contribuyente y para el estado” Como esa razón seguirá subsistiendo de por vida, está anticipando, ya, la eventualidad de otra “regularización de deudas” para un futuro próximo.

     Menos mal que las finanzas porteñas se han mantenido firmes. Por lo menos no se han interrumpido planes presupuestados y obras aprobadas.

www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia