Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
     
Contáctenos


UN REGRESO AL MUNDO DE NUESTRA NIÑEZ
Y UNA INVITACIÓN PARA HACER FELICES A NUESTROS HIJOS Y NIETOS

     Muchas veces recorriendo las calles del barrio de Boedo habíamos pasado delante de esa extraña construcción, que semejante a uno de los castillos que supieron adornar nuestra imaginación de niños en las primeras lecturas, se encuentra levantada sobre la calle Cochabamba, en los confines del barrio. Cámara de la Industria Nacional del Juguete, se lee en su frente, lo que presagiaba en su interior un mundo de fantasía al que no nos atrevíamos a invadir.

     En esta oportunidad, movidos por la curiosidad que había despertado el conocimiento de la realización de la Primera Fiesta Nacional del Juguete, que se llevará a cabo entre los días 22 de julio y 2 de agosto próximo, nos atrevimos a tocar el timbre y anunciarnos por el portero eléctrico. Cortésmente nos fue franqueada la puerta y muy pronto apareció quién era, según supimos entonces, el Señor José Antonio Castro, Director Ejecutivo de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

     Con gran amabilidad nos atendió en su despacho, conociendo a través de sus palabras la importancia que reviste dicha entidad, representativa de casi la totalidad de los fabricantes argentinos de juguetes que, desde hace muchos años, vienen sosteniendo una industria que supo de gran desarrollo a mediados de la década del siglo XX, impulsada por la demanda que se ocasionó como producto de la mayor movilidad social producida por el auge de la industria liviana, durante y tras la segunda guerra mundial. El juguete llegó también a las clases más desprotegidas mediante los obsequios que realizaban la entonces Fundación Eva Perón. Creadores argentinos reemplazaron a los antiguos juguetes importados, juguetes que vistos de la óptica actual nos parecen de maravilla. Lamentablemente, como en muchos otros aspectos, nuestro país detuvo su crecimiento y, por el contrario, en décadas más recientes fue invadido por artículos extranjeros cuyos costos hacían imposible la competencia, siendo entonces que la industria del juguete , como tantas otras comenzó su declinación. Veinte años después de aquella quiebra institucional, las circunstancias económicas y el tipo de cambio permiten enfrentar el desafío de un nuevo crecimiento, aun cuando ahora amenazado por los tratados firmados con China Continental, que han permitido un incremento peligroso de la importación desde ese país, que hace peligrar nuevamente la industria nacional.

     La Cámara, para promocionar los productos de nuestra industria nacional ha proyectado una gran FIESTA NACIONAL DEL JUGUETE, buscando promover el interés de los niños “por interactuar a través de juguetes y espectáculos lúdicos, en TODOS LOS CASOS, REÑIDOS, CON AQUELLOS PRODUCTOS Y PERSONAJES QUE EMPUJAN A LA VIOLENCIA, EN LA TEMPRANA EDAD” (las mayúsculas y negritas son nuestras).

     Los organizadores buscan “convocar a la familia, en el receso escolar, a un reencuentro con la creatividad, calidad, competitividad internacional e historia, de la industria del juguete argentino”

     Este ha sido uno de los aspectos más relevantes que hemos encontrado en nuestra conversación con el directivo y en el conocimiento de los propósitos que guían la muestra. Obviamente no puede negarse un sesgo comercial en el emprendimiento, pero considerar en este momento temas tales como la integración de la familia y el rechazo a juguetes que suelen disparar la violencia infantil, creemos que debe merecer un sostenido apoyo de la comunidad escolar, de las instituciones vinculadas con la familia y de todos aquellos que deseamos desandar este camino de desorden familiar, ético, moral, formativo, a que nos han llevado la televisión, el cine, la publicidad, la ausencia de ejemplos, el aprecio de disvalores, gobiernos débiles, etc., para recobrar una sociedad donde el respeto sea la norma.

     Los niños que visiten la exposición podrán jugar con los productos exhibidos en las actividades diseñadas, que incluyen armado de bloques, juegos con masa, rompecabezas de goma eva, casas de muñecas, juegos de salón, rodados infantiles, juegos de plaza, rincón de arte, mientrasque los papás, hermanos, tíos, abuelos y demás acompañantes podrán acompañar las funciones de dibujos animados, show de circo y magia, la Banda de la Risa, un espectáculo de Barbie en vivo, etc.

     Uno de los sitios privilegiados será el Museo de juguetes, donde se podrán apreciar más de 400 piezas que reconstruyen la historia de los juguetes fabricados en el país.
Un adelanto de este escenario, hemos podido vivirlo, por la cortesía de nuestro anfitrión, en el propio “Castillo” de la calle Cochabamba, donde las vitrinas que exhiben los juguetes nos permitieron cerrar los ojos e iniciar un imaginario viaje hacia atrás, para encontrarnos con la imagen de aquellos años infantiles.. Que adulto no recuerda con emoción las partidas con el Estanciero, el desafío que implicaba el Cerebro mágico, la ilusión de ver crecer el armado de diminutas casitas que nos permitía El constructor infantil, el alegre andar del Jeep loco, o el antiguo tamborcito de lata que golpeábamos con palitos de madera.

     Felicitamos a los directivos de la Cámara de la Industria Nacional del Juguete, por este regalo que harán a la familia argentina y, especialmente, por los propósitos éticos que privilegian la realización de la muestra. Valdrá la pena gastar los pocos pesitos del valor de la entrada al Centro de Exposiciones Costa Salguero (Pabellón 6), porque seguramente el momento de juego compartido con nuestros chicos será también un regalo para con nuestra propia vida. Nuestro reconocimiento para el Sr. José Antonio Castro, a quien seguramente visitaremos luego de la exposición, para conocer sus comentarios sobre el final feliz de este cuento que empezará el próximo 22 de julio..

Aníbal Lomba

www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

  Free counter and web stats