Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
 
Página de inicio?  
Contáctenos
     

 



MÁS SOBRE LA WEB Y SUS PELIGROS

 
 
     ¡Qué usuario de banda ancha no recibe en forma casi constante correos con los más diversos contenidos y denuncias. Hace pocos días llegó a mi casilla de correo una información que, al parecer, formaba parte de una importante difusión ya que el listado de destinatarios era muy grande y provenía de una entidad educativa..

     La noticia era impactante. Un reconocido conductor televisivo, quizás el más importante o más exitoso de los últimos años, aparecía comprometido en la compra de tierras en el sur del país, que significarían el desalojo de cientos de familias afincadas en el sitio desde centenares de años.
     Indudablemente, de ser cierto lo difundido la imagen popular del reconocido simpatizante de San Lorenzo de Almagro sufriría un serio impacto, ya que nadie se imagina al mismo realizando negocios de la naturaleza denunciada.
    Como periodistas, resultaba interesante volcar esta denuncia en una página, ya sea en un medio gráfico o en la red de Internet. ¿Cuál fue nuestra acción? En primer lugar tratar de individualizar, llegar a la persona que fuera la que nos despachara el correo. La investigación dio éxito y por tanto nos dirigimos a la dirección de correo enunciada, solicitando autorización para publicar la noticia, con su firma y dirección de correo, de forma tal que hubiera una responsabilidad personal en la difusión de la noticia.

    La persona indicada, una profesional de las ciencias sociales, nos respondió de inmediato, indicando que desconocía su inclusión en el listado de firmantes. Sabía del texto en cuestión, que también había recibido por más de un conducto, habiendo observado –incluso- modificaciones y agregados en el texto. Nuestra interlocutora nos dice textualmente:

    “Dicho correo está circulando desde hace mas de un año y aparece de varias formas. Cortan, pegan, agregan, inventan y circula redactado de las más variadas formas... algunas con mi nombre, otras no y en otras, hasta figura otra universidad

     Si bien tengo conocimiento del mismo ya que me fue enviado en el 2005, desconozco las razones por las cuales aparece mi nombre y más aun, la institución en la que trabajo.

    Debido a eso, a que se me involucra, y a las numerosas consultas que he recibido, he buscado información por Internet y así me encontré con el nombre de la denunciante (1) en cuestión (que no soy yo); con la fuente de la supuesta denuncia, (una radio universitaria) y también con la aclaración del letrado representante del denunciado, desmintiendo categóricamente lo que se denuncia (2 y 3). Esto mismo es lo que he respondido a cada persona que me ha consultado al respecto a lo largo de más de un año...

    Toda esa información la puede leer a través de algún buscador”•.

    “Es decir, que no soy responsable de la denuncia, desconociendo la veracidad de la misma así como las razones por las cuales figura mi nombre, y la institución en la que me desempeño”.

     Nos acompaña, con suma gentileza, la nota publicada en el matutino Clarín, por la cual el representante del artista desmiente categóricamente las versiones que circulan desde hace tiempo, con el único afán de perjudicarlo.

    Esta nota permite apreciar que si Internet es sin duda uno de los más grandes adelantos de la informática, es una herramienta que –utilizada para el mal – puede ser vehículo para las más odiosas acciones de la humanidad. Ya vemos como este agravio comenzó a circular en 2005, y aún dos años más tarde continúa distribuyéndose en la red.

     Por eso, alertamos muy especialmente a todos los internautas acerca de la seriedad o veracidad de las noticias que les llegan desde fuentes desconocidas. Cadenas, llamados a la solidaridad, imágenes, son utilizadas además para conmover al lector, a quién se le solicitan adhesiones o respuestas para, con la recepción de las mismas, encontrar el camino para introducirse en cada una de nuestros archivos, substrayendo direcciones e información que luego son utilizadas, como en este caso.

     Recordemos que cualquier persona, desde uno de los miles de locutorios existentes en cualquier ciudad, puede acceder a los servidores y abrir casillas de correo a nombre de cualquier persona, que puede ser usted, que ahora nos lee, y luego con ese remitente, distribuir cualquier basura en direcciones capturadas previamente por los medios indicados.

     Queremos hacer público nuestro agradecimiento a la profesional que nos respondió tan rápidamente nuestra consulta u nos facilitó la información complementa la nota. Por obvias razones, mantenemos sus datos en esfera privada.

Secretaría de Redacción
www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

Más noticias

 

 


  

  

  


>>>Volver

 
 
  Free counter and web stats  
Resolución recomendada 800x600 © Copyright 2001 - Nuevo Ciclo.com Todos los derechos reservados
     Ir Arriba
            >>>WebMaster