Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
 

 

Página de inicio?  
Contáctenos
     

 
   
   



LA JUBILACIÓN DE MI PADRE Y LA PENSIÓN DE MI MADRE

 
 

    A pesar de los años que se acumulan sobre mis hombros, recuerdo perfectamente la desesperación de mi madre, hace más de treinta años, cuando lo que era una jubilación por invalidez que tenía acordada mi padre, que al recibirla alcanzaba para subvenir medianamente las necesidades de la casa, comenzó a perder valor, a quedar atrasada con respecto a la inflación que se acumulaba sin el correspondiente ajuste en los haberes. ¡Cuántas veces habré escuchado aquello de “nos están robando el esfuerzo de tantos años de trabajo y sacrificio”! Es que el estado, en ese entonces peronista, luego revolucionario, más tarde desarrollista, luego de nuevo revolucionario, a continuación radical, una vez más militar, peronista revolucionario a continuación, el General Perón nuevamente, la continuidad de Isabelita, los militares nuevamente, la democracia radical en el 83, la llegada del justicialismo de la mano de Menem, (hasta aquí siempre el Estado “gobernando” el sistema previsional), la Alianza gobernante con De la Rúa-Álvarez, el día o días de los tres presidentes, todos justicialistas, Duhalde, Kichner, Fernández.....
     En todo ese ínterin, hasta la fecha, las jubilaciones de millones de personas se convirtieron desgraciadamente en pensiones, todas ellas administradas por el Estado, que condenó a la miseria a sus titulares, convirtiendo en jubilaciones o pensiones mínimas aquello que alguna vez fue sosten de vidas dignas.
     El Estado robó miserablemente a millones de familias, que solo pudieron sobrevivir por la ayuda de hijos o nietos, o descendieron a los infiernos.
Ahora una feliz iniciativa de nuestros gobernantes volcará a las fauces del nuevo Estado miles de millones que los actuales asalariados han ahorrado en 14 años de aplicación de un sistema que un gobierno del mismo signo político, con el voto de muchos de los que ahora votarán a favor de la expropiación de los ahorros , puso en práctica.
Hace poco más de un año, el ex presidente, ahora presidente del P.J. hizo hacer una consulta entre los aportantes, dando la posibilidad que, aquellos que lo desearan, pasaran al sistema oficial. 10.000.000 de personas dijeron no, apostando al régimen privado de ahorro.
     A menos de dos años, en una decisión inconsulta con los interesados, se les obliga compulsivamente a hacer lo que ellos no habían querido.
     Yo no estaré para verlo, pero estoy seguro que mis hijos y mis nietos, cuando dentro de 20, 25 o 40 años lleguen a la edad de jubilarse, se encontrarán con el mismo desencanto que hemos tenido y tenemos los jubilados de hoy. El dinero de habrá evaporado.
     O quizás, el próximo gobierno decida volver para atrás, antes de afrontar juicios millonarios, o...vaya a saber que nos espera.

Fabián López
www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

Más noticias

 

 
 

  

  

  

 

>>>Volver

 
 
  Free counter and web stats  
Resolución recomendada 800x600 © Copyright 2001 - Nuevo Ciclo.com Todos los derechos reservados
     Ir Arriba
            >>>WebMaster