INICIO BOEDO Juntos por los animales
Juntos por los animales

Juntos por los animales

203
0

Cada vez son más los grupos de personas que se unen con un propósito claro: el rescate de animales callejeros. Lo que empieza por la impotencia y la sensación  de querer hacer, se traduce en muchos casos en decisión y compromiso. En Boedo, como en tantos barrios, los vecinos no se quedaron atrás y se organizaron en un grupo conocido como La Juntada por los Animales, integrado por quince rescatistas que trabajan incansablemente para sumar cada vez más finales felices para animalitos de la calle.

Están por cumplirse dos años desde el día en que varias proteccionistas del barrio de Boedo fueron reunidas dando origen a La Juntada por los Animales. Hasta ese entonces, cada una de ellas trabajaba de forma individual, rescatando perros callejeros y buscando una pensión para sacarlos de su situación de calle y maltrato. El grupo fue creciendo y así lo hicieron sus posibilidades y espacios de rescate. Hoy son quince los integrantes de un equipo que, según aseguran, funciona gracias al excelente grupo humano que construyeron y comenzaron su participación mensual en las jornadas

“Nos juntamos para ayudar a los animales. Lo importante es sacarlo de la calle y darle una mejor calidad de vida. Ese es nuestro objetivo.”, cuenta Bárbara, una de las mujeres fundadoras del grupo mientras acaricia a Melchor, un hermoso perro que adoptó luego de haber sido rescatado por La Juntada. “Cuando vemos un animal en la calle, lo agarramos y entra en pensión hasta que aparezcan los dueños. Si esto no pasa, se pone en adopción.”

Lo cierto es que el compromiso de la Juntada no vela únicamente por encontrar, en el mejor de los casos, un nuevo hogar al animal rescatado, sino que se el grupo se ocupa en primer lugar, de los cuidados veterinarios que la situación amerite y, por supuesto, de su castración. Todo eso, sin embargo, conlleva sus gastos. El costo por mes de estadía en la pensión oscila entre 1000 y 1500 pesos. Por ese motivo, todos los integrantes aportan una cuota mensual y cada vez son más los vecinos del barrio que, conociendo la dedicación y el trabajo de las chicas y chicos de la Juntada, colaboran con ellos.

Esa colaboración puede llegar de la mano de un tránsito o apadrinamiento. Cada vez que se rescata un perrito, es imprescindible encontrarle un lugar donde permanecer hasta que se de con sus dueños o bien, se encuentre una familia adoptiva. Como los costos de las pensiones para animales son elevados, suelen pedirse tránsitos, es decir, un espacio físico como ser, un patio cubierto, una cochera o incluso un hogar donde alojar temporalmente a animal, máxime en casos como los de La Juntada, que no cuentan con espacio propio. Vale aclarar, que desde la organización, solo precisan el espacio ya que se hacen cargo de la comida y de su atención veterinaria.

María Julia, integrante también de la Juntada hace hincapié en la importancia de generar conciencia y educación. “Ante un caso, lo importante es que se sepa que hay que comprometerse con la situación y no mirar para el costado. Eso es algo que tenemos que cambiar”. Por ese motivo, La Juntada trabaja actualmente en un proyecto para llevar a las escuelas y al barrio, esta enseñanza sobre el cuidado responsable de los animales, la importancia de las adopciones y castraciones y por supuesto, el compromiso con los animales callejeros, asuntos que también difunden desde las Redes Sociales. Periódicamente realizan campañas de castración a bajo costo  e incluso publican instructivos y campañas de conciencia como ser “Las tres C”, Correa, Chapita y Castración.

Bajo la premisa de “Adoptá, no compres”, la Juntada participó el primer fin de semana de septiembre con un stand propio de la Jornada de Adopción organizada por el Gobierno de la Ciudad, Parque Las Heras, donde presentaron a tres de sus perritos rescatados. Estos encuentros donde participan varios grupos de rescate como la Juntada,  tendrán lugar mensualmente, en distintos parques de la ciudad.

Desde múltiples sectores sociales, ya sea grupos proteccionistas, como personas que sencillamente esperan un mundo más justo para los animales, los reclamos llegan cada vez con más fuerza. Un ejemplo de esto fue la reciente marcha masiva en reclamo de una Ley Nacional contra las Carreras de Galgos, celebrada en distintos puntos del país, cuestión que puso de  manifiesto la crueldad y saña con la que se maneja este mercado. Cuando el perro no sirve más, se descarta. Si bien la ley obtuvo media sanción el año pasado, todavía es una deuda. Otro ejemplo de esto, con un final algo más feliz fue el Abrazo al Zoológico de Buenos Aires, en diciembre del 2015, hoy convertido en Ecoparque (el destino de muchos de los animales que allí se encontraban no ha sido muy claro). Aún así, no se han erradicado los zoológicos y acuarios a lo largo de nuestro país que lucran gracias a la explotación animal. Sus numerosas visitas esperan disfrutar de un espacio – mercado – creado por el hombre para hacer del cautiverio de animales en pésimas condiciones de vida, una satisfacción del egoísta deseo de ver a los animales “de cerca”.

La lucha por la defensa de los animales es amplia y  el recate y cuidado de animales callejeros o en situación de maltrato es una de ellas. Sin lugar a dudas, lo que los miembros de la Juntada por los Animales, al igual que todos los grupos rescatistas y refugios nos enseñan, es que de la voluntad al hacer, hay un sólo paso. Cada una de estas personas tiene su ocupación, su familia y sus mascotas, y aún así, eligen no pasar de largo. La situación demanda no sólo visibilización y compromiso para revertir esta realidad, sino principalmente conciencia con lo que le enseñamos a las generaciones que nos siguen.

 

Si querés colaborar o apadrinar a un rescatado, no dudes en contactarte con La Juntada.

Facebook: La Juntada por los Animales / Animales de Almagro – Boedo – Parque Patricios

Teléfonos: 11 6300 2647/ 11 5117 4493 / 11 6570 1842

 

María Victoria Varela

Mvictoria.varela@gmail.com

(203)

Related posts:
María Victoria Varela Periodista y comunicóloga en construcción. Estudiante de Ciencias de la Comunicación Social en UBA. Defensora de pequeños proyectos con grandes metas. De Boedo.