INICIO BOEDO Esquina Margot, un encuentro entre gastronomía y cultura
Esquina Margot, un encuentro entre gastronomía y cultura

Esquina Margot, un encuentro entre gastronomía y cultura

108
0

“Ya no sos mi Margarita, ahora te llaman Margot” recita el tango interpretado por Carlos Gardel, pieza musical que nos remite a una de las esquinas más tradicionales del barrio de Boedo, Café Margot. El edificio, declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad de Buenos Aires es, junto a otros espacios emblemáticos del barrio, no sólo un lugar de gran referencia cultural, sino también testigo de la historia de nuestro barrio y de la Ciudad.

La historia del café ubicado en la esquina del pasaje San Ignacio y Boedo se remonta a principios del siglo pasado, cuando en el año 1904, Lorenzo Berisso, su primer dueño y constructor inauguró el local donde funcionaron diversos comercios hasta 1939, año en que la firma Quintana y Torres funda en esa esquina la famosa confitería Trianón. A la originalidad de la esposa de uno de los dueños, María Torres, se le atribuye la creación gastronómica que le otorgó su fama a la esquina, el sándwich de pavita en escabeche, plato que, tal como se cuenta, el General Juan Domingo Perón mandaba a buscar mediante su chofer. Se dice también, que el célebre diputado y dirigente socialista, Alfredo Palacios, luego de sus reuniones políticas pasaba por el Trianón a comer el sándwich o, como otros cuentan, a coquetear con sus amantes. Muchas son las historias que giran en torno a esta esquina emblemática de Boedo, donde incontables fueron las veces en que Julián Centeya, famoso poeta del barrio, se sentó en una mesa a escribir.

Tanto María Torres como su esposo entablaron una relación de amistad tal con Julio Durand, inmigrante español y proveedor de hielo al Trianón, que la dama le confió la receta del sándwich de pavita en escabeche. Con el paso de los años, Julio Durand compra el bar de la esquina de Defensa y Brasil, hoy conocido como Hipopótamo, en el barrio de San Telmo. Uno de sus hijos, Pablo Durand siguió los pasos de su padre y, luego de que éste muriera, decide cumplir el deseo paterno de comprar la esquina donde funcionó la mítica confitería Trianón, que para ese momento ya estaba en manos de otra iniciativa comercial, Lo Pienso Io, restaurante y fábrica de pastas. En 1993, Pablo Durand logra recuperar el espacio que luego fue restaurado, fundando lo que hoy es Café Margot, a imagen y semejanza de un bodegón porteño.

Tal como nos cuenta Leonardo Busquet, coordinador cultural de “Los Notables”, grupo que integra Margot, junto con otros cinco cafés tradicionales del mismo dueño –La Poesía, El Federal, Bar de Cao, El celta y Café Cortázar-, cada uno de ellos fue declarado “Sitio de Interés Cultural” por la Legislatura Porteña. Luego de que asumiera la coordinación, en el año 2008, Busquet impulsó el proyecto para que cada uno de ellos sea reconocido por la Legislatura con esa designación, logrando así, la revalorización de los espacios.

“Los Notables” cuentan con un programa de radio propio, que lleva ese mismo nombre. La audición se emite todos los Cafe Margotsábados de 17 a 19 en Radio Cooperativa, por am 770, y allí se recrea una mesa de café, con invitados del mundo artístico de variadas disciplinas.

Hoy la actividad de Café Margot se encuentra marcada  por la influencia de Baires Popular, grupo cultural fundado en el año 2004 por el poeta Rubén Derlis, del cual Leonardo Busquet es miembro. Este grupo, cuya historia merece un capítulo aparte, comienza a transitar su historia para la época de la reapertura de la esquina, con la idea de crear un grupo como el que reunía a importantes artistas durante la década de ´20 en nuestro barrio, principalmente, en la peña Pachacamac.

Dentro de las actividades culturales organizadas por Baires Popular desplegadas en el café, se encuentra la Trastienda Carlos Caffarena, espacio que lleva su nombre en honor a un querido integrante del grupo. Allí se presentan periódicamente charlas de historiadores y miembros de Juntas Históricas de diversos barrios, así como también presentaciones de libros y ciclos de cuentacuentos, entre otros. Como parte del proyecto del grupo, también se organiza una exposición permanente de artes visuales dentro del café, que va rotando mes a mes. Los días sábados, miembros de Baires Popular exponen sobre la vereda de Margot, una mesa de publicaciones sobre distintas temáticas del sello editorial propio del grupo y otras ofertas literarias.

Sin duda alguna, la esquina Margot, en conjunto con el grupo Baires Popular, representan un espacio vivo y dedicado a la cultura e historia de Boedo, en una constante búsqueda por rescatar y hacer de nuestras raíces algo cada vez más latente, en medio de un contexto en el que muchos espacios tradicionales, tales como el cine Cuyo, el teatro Nilo o el café El Dante han ido desapareciendo con el tiempo. Su mesa del soñar, donde nacieron muchos proyectos culturales y literarios contemporáneos, espera junto la ventana a quien quiera disfrutar un café, un buen libro o una agradable compañía.

María Victoria Varela

Mvictoria.varela@gmail.com

(108)

Related posts:
María Victoria Varela Periodista y comunicóloga en construcción. Estudiante de Ciencias de la Comunicación Social en UBA. Defensora de pequeños proyectos con grandes metas. De Boedo.