Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
 

 

Página de inicio?  
Contáctenos
     

 



Los medios de comunicación al servicio de ¿Quiénes?

 
 

     Los últimos dos días han sido abrumadores para el lector de periódicos o espectadores de los programas noticiosos de nuestra televisión local. Tomando como referencia el desalojo de un grupo de familias que habían acampado en una de las tantas plazas y espacios públicos de la Capital, realizando allí las tareas de clasificación de los residuos que arduamente recogen día a día, durmiendo, comiendo, usando las plantas como baños públicos, que el Gobierno de la Ciudad a través del Ministerio de Espacios Públicos y cumpliendo con su deber de proteger tales espacios y cuidar la salubridad pública y el medio ambiente hizo desalojar, no sin antes entablar numerosas conversaciones con los “damnificados”, ofreciendo distintas variantes que fueron siempre rechazadas, los “noteros”, como se les llama en el ambiente a los camarógrafos y relucientes egresados de las escuelas de periodismo destinados a cubrir las notas, pudieron desplegar los miles de artilugios aprendidos de sus mayores en los últimos tiempos. Madres llorando, mujeres desesperadas tiradas sobre el piso que debían ser levantadas por la fuerza pública, niños descalzos, botellazos, piedras, enfrentamiento con la policía, algunos empujones de parte de ésta, heridos, la mayor parte de los uniformados, fueron el espectáculo “caliente” que los medios mostraron. Después, claro, como siempre, dicen pasamos a “otro orden” y nos ofrecen las playas de Punta del Este o Pinamar, para mostrarnos las desnudeces usuales.
El comentario de lo visto queda allí, en las imágenes, que volverán a repetir una hora más tarde, o dos, a la medianoche, a la mañana siguiente, etc. No se olvidarán de entrevistar funcionarios, diputados de la oposición, líderes piqueteros, etc. Y ahora, aparecen “los vecinos” de Belgrano, marchando al lado de los “pobres cartoneros, según ellos”. Las mismas caras barbadas de siempre, los gestos adustos de costumbre y las palabras a que nos tienen acostumbrados los políticos disfrazados de vecinos. Ningún “notero” se tomó el trabajo de identificar a quienes se constituían en abogados defensores de la causa, ni consultarlos sobre su domicilio. Lo cierto es que la estadísticas dicen que más del 70% de los vecinos del lugar habían hecho reclamos o estaban de acuerdo con el desalojo.

    Pero ¿por qué el gobierno de la Ciudad tiene que cargar con los resultados de una medida tomada por el gobierno Nacional? Todo tiene su origen en el levantamiento del llamado “tren blanco” una formación de vagones que transportaba diariamente a los “cartoneros” y sus carros, formación que con el tiempo destruyeron y que servía también para agredir desde ella a transeúntes que estaban en las proximidades de las vías ferroviarias. Esta formación era responsabilidad del servicio ferroviario que goza de importantísimos subsidios del gobierno nacional. ¿Cuál es la razón por la cual no se obliga al concesionario del tren blanco a reponer su servicio, al estilo de las actitudes del secretario Moreno con otros empresarios?

     Este caso que ocupa hoy las páginas principales se va a repetir muy pronto en otros lugares de la ciudad. En San Cristóbal, ya lo denunciamos anteriormente, los bajo autopistas están totalmente ocupados; los patios abiertos con un importante gasto, en muchos casos destruidos y ocupados, los juegos no son más de los niños de la zona. El terreno lindero al Hospital Garrahan es otro de los nichos; bajo autopistas del centro, de Boedo, todos ocupados, sucios, intransitables La avenida Hipólito Yrigoyen en la zona de Almagro, muestra varias veredas convertidas en dormitorios, una de las intersecciones de la futura plaza de Boedo (Estados Unidos y Sánchez de Loria) muestra una carpa con más de una familia viviendo allí. ¿Ocuparán en algún momento el predio junto con otros indigentes? Seguramente dependerá de algún “puntero” opositor. .

     Todo esto comenzó antes del 10 de diciembre. En aquella oportunidad nos preguntamos ¿quién estará organizando estos traslados que van a complicar sin duda la tarea del próximo gobierno. No estuvimos lejos en la predicción. Todos deseamos que termine bien.

www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

Más noticias

 

 
 

  

  

  

 

>>>Volver

 
 
  Free counter and web stats  
Resolución recomendada 800x600 © Copyright 2001 - Nuevo Ciclo.com Todos los derechos reservados
     Ir Arriba
            >>>WebMaster