INICIO INTERES GENERAL Comer y leer, un gusto que se vuelve tendencia
Comer y leer, un gusto que se vuelve tendencia

Comer y leer, un gusto que se vuelve tendencia

44
0

Cada vez más librerías de la Ciudad incorporan un plan de lectura original y adaptada para brindar comodidad al lector. Cafés, tes o menú gourmet son algunas de las propuestas de las nuevas librerías de la Ciudad.

Los apasionados de la lectura recibirán con agrado esta noticia. Las librerías más vanguardista de a Ciudad trabajan en brindarles a los lectores más  comodidad.

Para ello fusionaran dos pasiones en un mimo lugar, la lectura y la posibilidad de saborear exquisiteces.

El objetivo es lograr que el lector se sienta como si estuviese en su casa. Así un total de cinco espacios ya inauguraron la nueva vertiente el mes pasado y otras están en proceso de modernización de sus espacios para poder lograr el objetivo.

El lema parecería ser la nutrición del cuerpo y del alma en un ambiente relajado, cómodo y vanguardista.

Caballito es uno de los barrios que fue testigo de uno de los primeros sucesos respecto a ésta nueva tendencia que se impone con fuerza en el resto de la Ciudad.

Allí algunas librerías incorporaron el debate de sobremesa con bebidas, charlas informativas y eventos culturales acompañados por un menú de exquisiteces para todos los gustos.

Gemelamente se intenta que el menú sea ligero, práctico y de fácil deglución. Los menús más comunes son de pollo y palta al mejor estilo gourmet, parrillada y las clásicas hamburguesas y tortillas.

Los eventos musicales son una constante y van al zoon de la lectura. Lo más escuchado de la noche para hacer combinación con la lectura es el jazz, son cubano clásico y tango.

Generalmente los menú gourmet están disponles toda la semana mientras que los show musicales solo a partir de los jueves.

Si bien esta tendencia se impone con fuerza en las librerías más vanguardistas y cercanas a  Universidades lo cierto es que cada vez más lugares de Buenos Aires incorporan la tendencia.

Al principio la novedad resultaba algo avasallante para los lectores tradicionales y más antiguos. Sin embrago las nuevas generaciones fueron transformando la de los lectores clásicos a tal punto que ahora las personas grandes también gozan de las nuevas formas.

Además del café se ofrecen otras bebidas alternativas como el fernet o la cerveza.

Los bueno de esta tendencia es que los precios no son tan costosos como podrían parecer.

La modalidad es simple y las consumiciones no son obligatorias, los espectáculos musicales son a la gorra y se respetan el tiempo de espacio y lectura de cada uno.

 

(44)

Related posts:
tags:
Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente.Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *