Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 15 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
     
Contáctenos


Después de tanto sufrimiento:
Chau... ¡Hasta el 2010!

   Así despedimos a nuestra selección, ¡quién se hubiera imaginado que hasta aquí llegaría el plantel! Antes de la definición por tiros de penal la suerte podría haber sido para cualquiera de los dos, pero –lamentablemente- siempre queda uno; esta vez le tocó al dueño de casa: Alemania.

     El partido estaba para el equipo argentino, porque había hecho más mérito y jugado mucho mejor, a pesar que por momentos llegaban sin poder definir, se vio durante todo el partido una selección argentina superior y con ganas de pasar a la siguiente ronda (semifinales), pero el fútbol es así, el que gana, gana, no importa quien juegue mejor.

   La Copa del Mundo hay que jugarla poniendo toda la pasión en la cancha, y así lo hizo Argentina, pero los “12 pasos” nos jugaron en contra, con esos dos penales atajados que nos dejaron fuera del Mundial 2006. Quizá esto se veía venir durante el desarrollo del partido, cuando el técnico reemplazó a Riquelme, que no obstante su cansancio se esmeró y mucho para tener todo controlado; finalizado el partido muchos se preguntan, o nos preguntamos, sobre los cambios que realizó el técnico:¿porque no lo incluyó a Messi, o tal vez a Saviola, que tan bien venía jugando en los partidos anteriores? Tal vez la historia hubiera sido otra. O no.

    A muchos jugadores de los nuestros, después de la derrota, se los vio con lágrimas en los ojos, porque no creían, de la manera que estaban jugando, que podrián quedar eliminados. Para unos habrá revancha en el próximo mundial mientras que para otros, las oportunidades no se repetirán.

    En poco tiempo este mundial será un recuerdo y comenzará a hablarse del 2010, y surgirán nuevas hipótesis, las habituales discusiones, la lucha de intereses que se produce siempre alrededor de un espectáculo de nivel mundial que mueve miles de millones- seguramente tendremos un nuevo técnico (¿alguien duda acerca de quién será el elegido?). Pero no hay que dejar de lado el reconocimiento por todo el empeño de los jugadores de este plantel, porque dejaron todo en la cancha, a pesar que las cosas no salieran como uno hubiera querido. Es indudable que quedar fuera de la Copa del Mundo, es siempre una desilusión muy grande en el corazón de todos los argentinos

    Lástima esa última imagen de pelea, de entreveros, que desluce lo que hasta allí había sido un irreprochable comportamiento dentro y fuera de la cancha. Estoy viendo –en estos momentos – el saludo de los jugadores ucranianos y el cambio de sus camisetas con sus ocasionales vencedores, el equipo italiano. En todos, ganadores y perdedores hay tranquilidad, alegría y tristeza pero con mesura. Es un ejemplo.

www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

      
     
  Free counter and web stats