INICIO CULTURA Cafés temáticos, una nueva forma de aprender
Cafés temáticos, una nueva forma de aprender

Cafés temáticos, una nueva forma de aprender

112
0

Proliferan los bares temáticos que buscan captar la atención del Público. Charlas, debates y lecturas relacionadas al café, una opción válida para los intelectuales del siglo XXI.

Las temáticas insertas en bares y cafés parecerían haber copado la nueva metodología del siglo XXI.

Personajes emblemáticos de la cultura literaria argentina parecerían volver a escenas a través de nombres, cartas de menús y hasta retratos vivos.

Una modalidad que pretende difundir no sólo la figura cuyo café lleva su nombre sino además el conocimiento relacionado al personaje.

Los jóvenes universitarios se reúnen en torno al café para escuchar una charla literaria, compartir apuntes estudios y de pasó un café.

La infusión en si misma dejó de ser una excusa en los últimos tiempos para convertirse en un elemento secundario del encuentro.

Sin embargo no sólo jóvenes porteños se suman a esta tendencia que deja de lado el tradicional café sino las personas mayores cuya atmósfera cultural refleja algo del pasado intelectual del porteño del siglo pasado.

Tanta es la aceptación de la nueva modalidad que muchos profesores particulares se dan cita en lugares semejantes para poder dar clases a sus alumnos de una forma diferente a las frías aulas de los claustros universitarios.

Quienes mayormente trajeron esta técnica a Buenos Aires, fueron los estudiantes extranjeros. Estos acostumbran a usar esta técnica de estudio en sus propios países.

Al notar los dueños de bares o cafés que en su mayoría los extranjeros utilizaban esta modalidad decidieron darle un toque creativo.

La creatividad consistió en inaugurar bares con nombre de personajes destacados de la cultura nacional y acompañarlos con menús, adaptaciones, charlas literías y productivas relacionadas a la cultura intelectual argentina.

Benjamín Moreira es uno de los extranjeros que incitó éste tipo de modalidad. Si bien según su propio relato, en un principio acudía a los bares porteños con la intención de hacer amigos y poder comprender el funcionamiento de los argentinos a través de la observación con el tiempo creo Mundo Ligo.

Este es un proyecto gestado ya desde el 2012 y que pretende reemplazar las aulas tradicionales por los cafés didácticos donde el aprendizaje se hace más ameno y más personal.

Según Moreira, provente de Inglaterra esta modalidad se está aplicando en diferentes partes del mundo dejando de lado los claustros universitarios por la comodidad y particularidad de clases más relajadas y amenas.

Ciudades como Londres, Montreal, Alemania y Australia ya lo aplican. Buenos Aires sigue siendo pionera en esta modalidad de incluir a los bares nombres temáticos y creativizarlos a través de tragos, menús gastronómicos y demás semejanzas.

La mayoría de las personas que acuden a estos cafés son en su mayoría estudiantes o egresados de entre 20 y 40 años cuyo perfil es intelectual, y con ansias de conocimiento o preferencias literarias.

Actualmente el barrio de Palermo es uno de los que más cafés temáticos presenta en la Ciudad, sin embargo Almagro se está sumando a esta modalidad al igual que San Telmo y Recoleta.

(112)

Related posts:
tags:
Nuevo Ciclo Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente.Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Nuevo Ciclo no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.