Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 15 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
     
Contáctenos
     Sitios para Buscar Trabajo

ADECCO


COMPUTRABAJO

BANCODETRABAJO

BUMERAN

CLICKEMPLEO

CVLATINO

ELSTAFF

EMPLEAR

EMPLEATE

EMPLEOS

EMPLEOSAR


EMPLEOSPROFESIONALES

ENLACESLABORALES

 
HOTJOBS


LABORIS

LABORUM

LATPRO

LINKLABORAL

PROWEBDATA

TRABAJANDO

MINISTERIO DE TRABAJO

TRABAJOS.COM

TRABAJOS.NET

TRABAJOXVENIR

UNIVERSOBIT

SENSI S.R.L.

VONDERHEIDE.jobs

 

Consejos para triunfar

Hay que pensar en todo. Cómo conviene vestirse. Cuándo hablar y cuándo callarse. Cómo deben ser las respuestas. Las sugerencias de una experta en selección de personal.

Aunque parezca un juego de palabras, preparase para una entrevista laboral es un trabajo en si mismo. Hay que pensar en todo: cómo vestirse, cuando conviene expresarse, y hasta cuándo ha llegado el momento de callarse.
Antes de asistir a la entrevista la persona que busca empleo debe plantearse y preparar las respuestas de las preguntas que seguramente le harán. Llevar respuestas ya pensadas ayuda muchísimo a la hora de dialogar en forma fluida.
¿Pero cuál es la actitud más conveniente? Muchas veces las personas tienen miedo de preguntar o de exponer sus dudas. Está bien hacerlo, pero no hay que abusar. El selector habla primero y el candidato debe escuchar y responder. De todos modos, no hay que entorpecer la entrevista con interrupciones permanentes; primero hay que escuchar y después interrogar.
El candidato puede preguntar sobre el horario, la empresa para la cual fue convocado y la remuneración. No está mal que interrogue sobre los puntos que le preocupan porque demuestra interés sobre el puesto; si no pregunta nada pienso que no le interés.
Lo fundamental, según recomiendan los consultores, es mirar al entrevistador a la cara y no adoptar poses
actitudes que no sea verdaderas. Otro consejo útil es evitar respuestas escuetas como "si" o "no". Todas estas sugerencias tienen que ver con la actitud a tomar frente a la entrevista, pero además hay otras cuestiones que deben considerarse cuando uno decide postularse para un trabajo. Mucha gente piensa que el encuentro es uno y que en quince minutos se resuelve. Pero en realidad tiene varias etapas. En la primera, el consultor intenta conocer al candidato. En general se le pregunta sobre lo que dice el currículo o su ficha. Es para generar confianza.
En la segunda parte se lo interroga sobre sus experiencias laborales; cómo llegó a cada
empresa y cuales fueron los motivos de sus desvinculaciones; si hubo conflictos deben estar resueltos.
En la ultima parte, el entrevistador trata de averiguar qué es lo que la persona espera para dentro de 5 años, qué tipo de trabajo le gustaría hacer y cuál no. También se le puede pedir que defina tres cualidades primordiales de su persona o cuál es el principal defecto y qué hace para solucionarlo.
Pero lo más importante que conviene tener en cuenta de esta tan ansiada entrevista laboral, es que el candidato haga una suerte de ensayo en su casa o frente a algún amigo, para que las preguntas no lo asusten y no quede mal parado durante el encuentro.
A un selector no le va a llamar la atención que haya sido despedido de su anterior trabajo, pero sí que no sepa por qué lo echaron o que no pueda contarlo. Igual, aunque es importante organizar lo que va a decir- el discurso- tampoco hay que abusar. En la entrevista no es bueno repetir algo aprendido porque el selector se dará cuenta y entonces va a empezar a hacer preguntas para sacarlo del cantito repetido.
Sea cual fuere la situación laboral del postulante o su experiencia previa lo ideal es ser respetuoso y lo más natural posible.
Tener en cuenta que el consultor es alguien que lo esta evaluando para un puesto. No es un amigo ni un vecino. Quizá la comparación más cercana sea la figura de un profesor del secundario.
Vale aclarar que son los más jóvenes, a veces, los que se confunden frente al selector y asumen el rol de sabelotodos.
También la imagen es fundamental. No por casualidad la mayoría de los postulantes -sobre todo los que atravesarán sus primeras experiencias- pasan horas frente al espejo tratando de encontrar la mejor ropa. Quizá para los hombres sea más sencillo, pero para las mujeres siempre las opciones son mayores. Sin embargo, los entrevistadores consultados coinciden en señalar que conviene ser sobrio y apelar al buen gusto.

Consejos útiles

1 Espere las preguntas del consultor.
2 Primero escuche; luego exponga sus dudas sobre horario,condiciones laborales, salarios y beneficios.
3 Cuando hable, mire al consultor a la cara.
4 No adopte poses o actitudes "actuadas".Sea natural y espontáneo sin ser irrespetuoso.
5 No conteste con monosílabos; sea explícito y dé detalles.
6 Practique es su casa las respuestas a las preguntas que seguramente le harán: donde trabajó, por qué abandonó la empresa, qué tipo de trabajo le gustaría desempeñar.
7 Vístase de manera sobria pero elegante. No vaya con jeans gastados ni con buzo de deportes, ni en minifaldas. Si sus uñas están largas, córtelas y píntelas en un tono no muy fuerte.
8 Sea sincero. El consultor tiene oficio y contactos, y si miente se dará cuenta.

 
     
       
     
  Free counter and web stats