INICIO BOEDO Boedo, la nueva alternativa gastronómica que supera a Palermo
Boedo, la nueva alternativa gastronómica que supera a Palermo

Boedo, la nueva alternativa gastronómica que supera a Palermo

152
0

Hace unos años el polo gastronómico de la Ciudad de Buenos Aires pasaba indudablemente por el barrio porteño de Palermo. Hoy, el barrio de Boedo constituye una alternativa competitiva con el
mismo. Ambiente cálido, barrial, espacios de entretenimiento nocturno como bares, bodegones y teatros, además de precios accesibles son algunas de las razones.

Sábado por la noche. El murmullo de jóvenes riendo y el movimiento de estudiantes o jóvenes trabajadores se traslada al sencillo barrio de Boedo.

Los antiguos bodegones ya no son sólo para los vecinos. Boedo comienza a ser testigo de un crecimiento significativo en los últimos años.

Hoy, gracias a su excelente y competitiva gastronomía con los lugares “elite” de la Ciudad de Buenos Aires, su estilo familiar propio de un barrio que aún conserva sus matices tradicionales y sus imperdibles ofertas económicas, lo han vuelto un lugar predilecto para las personas que antes tenían como centro de reunión bares de Palermo o San Telmo.

El público de Palermo comenzó a huirle al despavorido movimiento de la zona. Sin dudarlo se refugió en los bodegones de Boedo, dónde las charlas se hacen intermitentes, como en aquellas épocas de los intelectuales del barrio.

Mesas sencillas de madera no aglomerada, diseños basados en los éxitos del Club de Almagro como decoración y el exquisito aroma de cocina de casa, son algunos de las características de los bodegones de la zona.

Lejos del lujo y de los ornamentos despampanantes, Boedo se viste cada noche con la magia del tango que se respira en sus esquinas.

Los bodegones típicamente utilizan las viejas estructuras edilicias del siglo pasado. Casonas antiguas, ventanales amplios, ladrillos rústicos y techos altos.

El incremento de movimiento en la zona, facilitó las actividades paralelas: cena con pequeños shows, juegos de mesa, u otras actividades alternativas para el visitante.

Los menús más solicitados suelen ser las empanadas, picadas o sus pizzas que tienen impronta propia. Sin embargo la variedad de ofertas gastronómica es muy amplia y también se pueden disfrutar de pastas caseras, postres finamente elaborados o simples parrillas al estilo bien argentino.

Si bien el tránsito no es el fuerte de la zona, resulta mucho más tranquilo y de fácil acceso que los barrios de Palermo o San Telmo los fines de semana.

En un principio, el lugar era espacio de concurrencia de personas de barrio, con recursos económicos que van desde medio a bajo; hoy el lugar cotiza con personalidades de renombre que tentados por su historia, simpleza y encanto se acercan a experimentar la magia del lugar.

La franja de edades es muy variada pero en los últimos 2 años hubo un aumento significativo de personas de 20 a 40 años de edad.

Boedo es una de las zonas que más promete a futuro. Es uno de los barrios porteños que más apuestas a futuro posee. Por ello quizás muchos emprendimientos nuevos comienzan a gestarse ver en el lugar.

Sin embargo Boedo sigue atrayendo por sus clásicos bodegones que lejos de modernizarse, basan su atracción en un estilo tradicional, clásico y sencillo.

(152)

María Martínez Periodista argentina con experiencia en medios televisivos, radiales y gráficos, proveniente del interior del país. En 2013 se trasladó a la Ciudad de Buenos Aires para llevar a cabo una especialización profesional. Desde entonces declara como residencia definitiva y permanente a la capital Argentina.
Close