Quienes Somos
 Editorial
 Premios Recibidos
 19 Años en Acción
 Ultima Tapa
 Distribución
 Propuestas
 Anunciantes
 Interes General
 Almagro
 Boedo
 Caballito
 Flores
 P. Chacabuco
 P. Patricios
 Pompeya
 San Cristóbal
 Comisarías
 Bomberos
 Hospitales
 Emergencias
 Farmacias
 CGP
 Consulados
 Embajadas
 Trenes y Subtes
 Aguas Argentinas
 Entes Regulatorios
 Edenor
 Edesur
 Metrogas
 Telecom y Telefonía
 Registros Civiles
 Registro Industrial
 Registros Propiedad
 Registros Sociales
 Mascotas
 Bolsa de Trabajo
 El tiempo
 Web Mail
 Guia Telefónica
 Horóscopo
 Postales y Chistes
 Chequeo Virus Online
 
Página de inicio?  
Contáctenos
     

 



PREOCUPACIÓN OFICIAL POR ACCIDENTES EN AUTOPISTAS CONTROLADAS POR EL GOBIERNO DE LA CIUDAD

 
 
     Se necesitaron decenas de accidentes, más de una muerte y decenas de heridos, para que los responsables del tránsito en las autopistas urbanas tomaran algunas medidas preventivas.

     A tono con la preocupación que ya había demostrado la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, con la presentación de distintos proyectos referidos al tema, el jefe de gobierno Jorge Telerman, acompañado por el ministro de Planeamiento y Obras Públicas, Juan Pablo Schiavi y por el presidente de AUSA, Felipe Nogués, presentaron en el puesto de peaje “Avellaneda” de la AU Perito Moreno, el nuevo plan denominado “Autopistas Seguras”.
     Las nuevas reglamentaciones fueron elaboradas con la participación de especialistas nacionales e internacionales expertos en el tema, convocados al efecto. La principal preocupación es lograr la disminución de la cantidad de accidentes que ocurren en tales vías de tránsito.
     El Jefe de Gobierno en su alocución puso especial énfasis en que las campañas de educación vial requieren no solo de políticas fuertes, sino también de educación, prevención y toma de conciencia inmediata de parte de los conductores, en especial en las vías rápidas como las autopistas, que es donde los accidentes tienen más posibilidades de ser fatales.

     En su discurso, Jorge Telerman agradeció en especial a la república neocelandesa, a la Defensoría del Pueblo y a las ONG que colaboraron con el plan. Además, destacó: Con solo reducir el 5 por ciento la velocidad máxima reducimos los accidentes en un 20 por ciento. La campaña se propone, además de limitar la velocidad máxima, evitar manejar usando el celular, controlar el uso del cinturón de seguridad y poner mayores controles en la autopistas.
     Para lograr el objetivo, el plan apunta a la prevención de accidentes, mediante campañas gráficas de concientización y tests de seguridad vial, y al control / sanción de infractores, a través de la intensificación del labrado de actas, la notificación en el momento del hecho en casos de infracciones graves y el control de alcoholemia.

     Este programa ha sido diseñado con la colaboración, la participación y el consenso de la Policía de Nueva Zelanda y formarán parte en su aplicación la Defensoría del Pueblo y la Dirección General de Seguridad Vial de la Ciudad, además del Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV).
Si nos atenemos a la realidad, por ahora las palabras del Jefe de Gobierno son un manual de buenas intenciones. Quienes transitamos casi diariamente por las autopistas de Buenos Aires sabemos de sobra que no existen más que esporádicos controles, que los desaforados automovilistas pasan de un carril a otro como si fueran en una calesita, que las velocidades máximas no se respetan, que circulan vehículos sin luces, y que la policía que suele encontrarse en los puestos de peaje no efectúa control alguno.- Que tampoco les importará a los conductores abonar uno o dos pesos más por viajar sin compañía y que los camiones seguirán siendo dueños de todos los carriles.

     Únicamente con patrullajes asiduos, con unidades móviles, de día y de noche, haciendo detener la marcha de los vehículos en los puestos de peaje para que no puedan producirse otros accidentes, identificando fehacientemente a los conductores, con una policía propia de la ciudad y una ley de tránsito de carácter nacional, podrá llevarse a cabo el anhelado propósito de reducir las víctimas.

     Pero –además- no es suficiente enfocar el tema de la seguridad en las autopistas. Las estadísticas de la propia ciudad nos dicen que en sus calles y avenidas son miles las víctimas de cientos de accidentes. Vemos circular los ciclistas a contramano y sin luz alguna de noche, a los motociclistas protegiendo sus codos en lugar de sus cabezas, a niños y hasta bebés montados en una motocicleta apretados entre los cuerpos de sus padres, a colectivos cruzando las intersecciones sin respetas los semáforos, deteniéndose en cualquier parte, a metros de las paradas y a metros de las aceras, transportistas repartiendo mercaderías a cualquier hora y en cualquier parte, y todo ante la pasividad de los efectivos policiales que, de vez en cuando, labran un acta por no llevar el cinturón de seguridad puesto a alguien que sí lo llevaba, o por mal estacionamiento al vehículo más humilde que encuentran, ignorando al camión que al lado descargaba mercaderías en el comercio próximo a la “parada”.

     Pero está bien la preocupación, principalmente ahora que solo nos faltan unos días para el acto eleccionario. Ah! Lamentamos profundamente que no se haya podido inaugurar la línea “H” de subterráneos en la fecha prevista por el Ejecutivo. ¿Será cierto que hubo una demora premeditada para demorar las obras en desmedro del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires? Si la denuncia es cierta, será una más de las suciedades de esta campaña.

www.nuevociclo.com.ar
Producción Propia

Más noticias

 

 

  

  

  


>>>Volver

 
 
Free counter and web stats  
Resolución recomendada 800x600 © Copyright 2001 - Nuevo Ciclo.com Todos los derechos reservados
     Ir Arriba
            >>>WebMaster